Todo sobre la actual Ley de Dependencia

2017.04.07_dependencia

La actual ley de dependencia, pese a contar con una andadura de más de una década, aun genera bastantes dudas. Preguntas como: ¿de qué forma podemos acceder a los distintos programas de apoyo al cuidador?, ¿qué limitaciones contempla la ley?, ¿cuál es el estado actual de la Ley de Dependencia?, ¿a qué tenemos derecho como cuidadores? siguen abordándonos día tras día, ya que no siempre se contemplan únicamente ayudas económicas para la persona dependiente.

Estado actual de la Ley de Dependencia

Actualmente la Ley de Dependencia está en pleno proceso de reforma y debate, ya que la Ley planteada en 2006 y que continúa en vigor, no contempla con exactitud un modelo de financiación, además de haberse añadido medidas como el copago que han impedido una total garantía de acceso a todas las personas que la necesitan.

Por ello, actualmente se debate una proposición de ley impulsada por el Cermi (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) que contempla un paquete de tres medidas:

  • Ampliar las medidas que determinen el nivel de renta, así como añadir como factores determinantes la edad de aparición de la situación dependiente y su mayor o menor prolongación en la vida de quien la padece.
  • Exención de copago para rentas menores de 1.331 euros mensuales.
  • Limitación de aportaciones a un máximo del 60% del coste del servicio.

Qué debes saber sobre la actual Ley de Dependencia:

Limitaciones a la Ley de Dependencia

Para poder beneficiarnos de las ayudas contempladas en la Ley de Dependencia, la persona por la cual se solicita debe cumplir con tres requisitos:

  • Tener la nacionalidad española.
  • Residir en España durante al menos 5 años, dos de ellos inmediatamente anteriores al momento de realizar la solicitud.
  • Obtener la declaración de dependiente y el grado correspondiente a través del órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que se reside.

De igual forma, el cuidador no profesional debe cumplir los siguientes:

  • Residir en la misma población o en un municipio vecino que la persona dependiente durante al menos un año previamente a la fecha de la solicitud.
  • Contar con la capacidad física, mental e intelectual para poder prestar los cuidados.
  • Asumir formalmente los horarios, tareas, y cuidados según el grado de dependencia.
  • Facilitar el acceso de los servicios sociales de las Administraciones Públicas en todo momento de la labor cuidadora.

¿Aún con dudas sobre la Ley de Dependencia y tus derechos como cuidador? Regístrate en nuestro foro y comparte inquietudes, dudas, problemas, etc. con nuestra comunidad de cuidadores.