Cómo prevenir y actuar ante golpes de calor

2017.08_calor-hidratados

¿Qué hacer ante una ola de calor?

Este verano está siendo especialmente caluroso. En España con esta segunda ola de calor se ha batido el récord de temperatura: 46,9 grados según el registro del observatorio de Córdoba aeropuerto. Estas temperaturas tan altas son mal toleradas por casi todos, pero los ancianos, niños y personas dependientes son especialmente sensibles a sufrir un golpe de calor. Por este motivo, desde Rincón queremos darte pautas de actuación para evitar los golpes de calor.

¿Qué es exactamente un golpe de calor?

El golpe de calor se produce cuando se llega a temperaturas extremas y el cuerpo pierde la capacidad de termorregulación. No se suda y el cuerpo es incapaz, por sí mismo, de descender la temperatura corporal, temperatura que puede aumentar rápidamente, llegando hasta los 41ºC en muy poco intervalo de tiempo -con 10 o 15 minutos de exposición a temperaturas elevadas valdría para que se produzca un golpe de calor-. La evolución de este cuadro es muy rápida, repentina y breve, por lo que las medidas de prevención son de vital importancia.

Prevenir el golpe de calor

  • Beber agua y líquidos (aunque no se tenga sed).
  • Hacer comidas ligeras que ayuden a reponer sales minerales (ensaladas, frutas, verduras, sopas frías).
  • Permanecer en lugares frescos y si es posible climatizados.
  • Dentro de la casa, bajar las persianas para que el sol no incida directamente.
  • Llevar ropa ligera, de colores claros y holgada.
  • En la calle: ponerse gorra o sombrero y crema de protección solar.
  • Refrescarse asiduamente con duchas o aseos parciales para bajar la temperatura corporal.

Evitar

  • Bebidas alcohólicas, café, té y refrescos azucarados.
  • Evitar actividades físicas en el exterior (sobre todo a horas de máximo calor) y no exponerse al sol.
  • Evitar comidas copiosas.
  • No abrir las ventanas si la temperatura exterior es más alta que la interior.

Si pese a las medidas señaladas crees que la persona de la que te ocupas ha sufrido un golpe de calor, no lo dudes y pide ayuda especializada porque este cuadro es grave y necesita actuación urgente. Ya sabes que el 112 es el número de emergencias para toda Europa.

Reconocerás que estás ante un golpe de calor por los siguientes síntomas:

Síntomas del golpe de calor

  • Temperatura corporal alta (por encima de 40ºC).
  • Piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor).
  • Sed intensa.
  • Pulso rápido.
  • Dolor de cabeza.
  • Náuseas.
  • Confusión

Ten en cuenta estas pautas, protégete del sol y protege a la persona de la que te encargas para evitar sustos este verano. A partir de ahí, ¡ya puedes disfrutar de las temperaturas veraniegas!