Alteraciones físicas

Cómo prevenir las alteraciones físicas

Una higiene de vida correcta, tanto para ti como para la persona dependiente de la cual te ocupas puede ayudarte a evitar las alteraciones y problemas físicos.

Conseguir hacerle sentir mejor a nivel físico, seguro que repercute en su bienestar psicológico y todo ello también va a influir en la relación que mantenéis.

¿Quieres que te demos ideas de cómo aumentar su calidad de vida y la tuya?
Sigue leyéndonos y regálate/regálale alguno de estos hábitos para esta Navidad:

  • Comer sano. Comer bien no está reñido con comer sano. Esta Navidad apúntate a la dieta mediterránea, variada y rica en minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales, todo ello hará que el cuerpo se sienta con más energía. Revisa qué es la dieta mediterránea en este descargable que ofrece el servicio de salud de la Comunidad de Madrid. Recuerda, eso sí, que estos son consejos generales, si la persona de la cual te ocupas debe seguir algún tipo de dieta especial no dudes en consultarlo con su médico.
  • Dormir. El correcto descanso es casi igual de importante que la alimentación equilibrada, y es importante para ti en calidad de cuidador y para él o ella. Así que ya sabes esta Navidad regálate horas de sueño reparador.
  • Hidrátale. Cuando estamos deshidratados nos sentimos cansados, abatidos, pensamos muy despacio y no tenemos ganas de hacer nada. Acuérdate que la fruta, los zumos y las sopas, son también una buena manera de aportar líquidos.
  • Muévele. Es importante hacer algo de ejercicio, salir a andar a paso ligero también se considera hacer ejercicio. Recuerda abrigarte bien y abrigarle bien si sales acompañado de la persona a la que cuidas. Puedes recordar la importancia del deporte en el mundo del cuidado en esta entrevista al deportista Sergio Muro.
  • Enriquece su ocio. Tener relaciones humanas ricas y variadas nos hace estar más contentos y las fiestas navideñas son una época ideal para sociabilizar y ver a la familia que se encuentra lejos.
  • Relájale. Aprender alguna técnica de relajación, como yoga o mindfulness tiene efectos positivos en el cerebro y en el cuerpo ¿Recuerdas la entrevista de Mario Carillo, profesor de mindfulness?

Todos estos puntos son aplicables a la persona de la que cuidas y por supuesto a ti también. Ocuparte de ti cuidador y estar bien alimentado, hidratado, relajado, mantener contacto con tu entorno y hacer algo de ejercicio también es muy beneficioso para ti.

Después de haber leído esto, cuéntanos cuál de estos consejos vas a hacer tuyo esta Navidad.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores