Problemas de próstata y pérdidas de orina masculinas

prostata_perdidas

La próstata es una glándula propia de los organismos masculinos. Suele tener el tamaño de una nuez y está ubicada delante del recto, debajo del cuello vesical y rodeando la salida de la vejiga, también conocida como uretra. Esta glándula es la encargada de producir parte del líquido seminal que protegerá y nutrirá los espermatozoides.

El desarrollo de esta glándula comienza ya desde la formación del feto gracias a las hormonas masculinas. Con la edad, la próstata puede aumentar en dimensión, lo que suele dar paso a problemas de pérdidas de orina entre los hombres que sufren algún tipo de disfunción en esta glándula.

Muy a menudo los problemas de pérdidas de orina se asocian a las mujeres, dejando de lado que en España hay unos 150.000 hombres que padecen esos mismos problemas, lo que supone un 7% de la población masculina, tal y como indica un estudio de la Organización Mundial de la Salud elaborado en 2008. Si nos centramos exclusivamente en la franja de edad superior a los 65 años vemos que lo padecen el 20% de los hombres y entre los mayores de 85 el 50%. Estas cifras demuestran que las pérdidas de orina en el hombre no son un fenómeno aislado.

“Un 7% del total de la población masculina de España sufre pérdidas de orina. Porcentaje que aumenta hasta un 20% y 50% en franjas de edad más avanzadas”

Problemas de próstata más comunes y sus síntomas

En algunos casos, las pérdidas de orina en el hombre son debidas a unas disfunciones de la próstata que afecta al sistema urinario masculino en consecuencia. A continuación nombramos los problemas de próstata más comunes.

  • La prostatitis es fruto de una inflamación en la glándula prostática. Suele producir bastante dolor y muy a menudo se presenta asociada a una infección de vejiga. Esta inflamación se manifiesta especialmente entre los más jóvenes.
  • Por otro lado, la Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) se refiere a un aumento gradual de la dimensión de la próstata. Suele suceder a partir de una edad madura y se calcula que un cuarto de los hombres necesitará en algún momento una intervención quirúrgica para solucionar este problema.
  • Por último nos encontramos con el cáncer de próstata. Se trata del cáncer más común entre el género masculino y el más fácil de tratar al mismo tiempo. Antes de que el paciente note ningún síntoma el médico puede identificarlo fácilmente mediante un análisis de sangre y de próstata.

“El cáncer de próstata es el más común entre el género masculino, sin embargo, también es el más fácil de tratar”

¿Pero cómo identificar si padecemos alguno de estos problemas en la glándula prostática? Todas estas enfermedades se suelen traducir en problemas al orinar, por lo que si tenemos pequeños escapes de orina, dificultad para empezar a orinar, necesidad imperante y frecuente de orinar, dolor al orinar, sangre en la orina o cualquier anomalía de este tipo deberemos sospechar que algo le pasa a nuestra próstata y acudir directamente a nuestro médico.

¿Qué tiene que ver la próstata con las pérdidas de orina?

Como bien hemos comentado la próstata rodea la uretra. Esto quiere decir que si la glándula aumenta de tamaño en exceso puede llegar a bloquear este punto de salida de la vejiga, impidiendo que se vacíe.

En ese caso la vejiga se verá obligada a trabajar el doble con el objetivo de superar este bloqueo. Este fenómeno es conocido como la vejiga hiperactiva. En este caso, la vejiga puede apretarse sin que el individuo lo note ni lo pueda controlar, provocando los escapes de orina.

“Cuando la próstata se inflama y obstruye la uretra aparece el fenómeno conocido como la “vejiga hiperactiva”. Ésta deberá trabajar el doble para superar el bloqueo, haciendo que el individuo pierda el control sobre su vejiga”

En cualquier caso no te alarmes si comienzas a experimentar incontinencia urinaria. Tal y como nos indican las estadísticas es algo relativamente común entre los hombres de cierta edad. Lo que sí deberás hacer es visitar a tu médico para que detecte la causa de esta incontinencia y a partir de ahí tomar las medidas que creas pertinentes.