Uso de ropa interior absorbente

En calidad de cuidador seguro que más de una vez te has visto en la situación de tener que convencer a la persona de la que cuidas para que se ponga un absorbente.

Este tipo de situaciones, en las que el paciente se niega a colaborar y que pueden llegar a ser muy desestabilizadoras para el cuidador, son más comunes y frecuentes de lo que nos pensamos.

Cuanto tengas que gestionar una situación de este tipo, sigue estos pasos:

  • Guarda la calma, es fundamental mantener una actitud tranquila.
  • Explícale a tu familiar la importancia de ponerse el absorbente.
  • Cuando notes que está más colaborador, infórmale de que vas a ponerle el absorbente.
  • Por último ponle el absorbente.

Buscar soluciones más adaptadas que los absorbentes clásicos también es un buen recurso a tener en cuenta, como es el uso de ropa interior absorbente. El uso de pants es ventajoso tanto para el cuidador como para la persona de la que cuidas:

  • Para ti cuidador es muy práctico, ya que la ropa interior desechable se pone fácilmente y se retira de modo muy cómodo, solo tienes que rasgar uno de los laterales.
  • Para tu familiar es más agradable y genera menos situaciones de rechazo que un absorbente clásico.

Otra de las situaciones que también estresa mucho al cuidador y que podemos encontrar a menudo es la retirada del absorbente por el propio paciente. Al igual que la situación descrita más arriba es una situación que a veces se hace complicada de gestionar por parte del cuidador. Los motivos por los que se quitan los absorbentes pueden ser variados, desde incomodidad, hasta que sufran cuadros confusionales momentáneos.

De nuevo lo importante es mantener la calma, si la persona de la que te ocupas está agitada, trata de relajarla antes de volver a ponerle el absorbente. Cuando la notes tranquila es cuando puedes comenzar a trabajar, límpiale bien la zona con toallitas húmedas y ponle el protector. Te recomendamos que pruebes con ropa interior absorbente para que veas la diferencia.

¿Te ha pasado esto alguna vez con la persona a la que cuidas? ¿Cómo lo has gestionado? ¿Te animas a contárnoslo? Ya sabes que tu experiencia puede ser fuente de aprendizaje para otros cuidadores.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores