10 consejos para prevenir y cuidar un pie diabético

Hoy, 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, que afecta cerca de 5 millones de personas en España, lo que representa el mayor colectivo de pacientes crónicos de nuestro país.

La Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) destaca la importancia de llevar una alimentación sana y la importancia de prevenir la diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 en España afecta a más de 5.300.000 personas, de las que más de 2 millones aún están sin diagnosticar. La diabetes tipo 1, representa un 13% de los casos de diabetes afectando a unos 29.000 niños con unos 1.000 casos nuevos cada año.

El  presidente de la Federación de Diabéticos Españoles ha presentado una radiografía actualizada con los últimos datos de la diabetes en España. Puedes ver todos los datos de la diabetes en España en una infografía.

La diabetes de tipo 2 es la que en la que el organismo no utiliza eficazmente la insulina. Se puede prevenir: haciendo treinta minutos de actividad física de intensidad moderada casi todos los días y con una dieta saludable se puede reducir drásticamente el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2. Éstas son las pautas dietéticas y de ejercicio que nos propone la Fundación Diabetes. En cambio para la diabetes tipo 1 no hay prevención.

Según la OMS, entre un 50% y un 80% de las muertes de pacientes diabéticos se deben a causas cardiovasculares.

Una persona con diabetes puede tener afectados varios órganos o sistemas que tiene que aprender a cuidarse; puede sufrir alteraciones del sistema endocrino, circulatorio, del sistema nervioso periférico, oculares, renales, etc.Estas alteraciones, llevadas al día a día de un diabético pueden tener algunas consecuencias. Por ejemplo, un diabético puede acercarse a una fuente de calor, como un radiador, y no notar las señales de alarma de aumento de temperatura que podrían indicar que se está quemando. O puede ponerse unos zapatos nuevos que le rocen y el dolor de esa rozadura pasarle inadvertido. Sufrir una dermatitis y no notar las molestias asociadas a ésta.

Debido a ello el pie de un diabético es una zona que debe vigilarse de manera especial. Vamos a contarte en dos sencillos pasos cómo prevenir y cuidar un pie diabético:

Paso 1.- Observa y pregunta a la persona de la que cuidas si presenta algunos de estos signos y síntomas:

  • ¿Tiene a menudo hormigueo y calambres?
  • ¿Tiene a menudo una ausencia de sensibilidad?
  • ¿Alguna vez ha tenido heridas que no cicatrizan bien o se le han infectado?
  • ¿Tiene o ha tenido alguna úlcera en la piel?

Paso 2.- 10 consejos para prevenir y cuidar el pie diabético

  • Realizar una inspección diaria de los pies para comprobar que no haya lesiones.
  • Evitar cortar las uñas, es mejor limarlas.
  • Acudir al podólogo cuando sea necesario y no cortar uno mismo los callos.
  • Comprobar la temperatura antes de meter los pies en agua demasiado fría o caliente.
  • Usar calzado cómodo, de piel, con suela de goma y poner apósitos en las zonas donde creas que pueden rozar.
  • Si la persona diabética va a estrenar unos zapatos nuevos, mejor que no sea un día que tenga que andar mucho.
  • Usar calcetines de algodón.
  • Lavar, secar e hidratar muy bien la piel de los pies. No aplicar crema entre los dedos, ya que se podría macerar la piel. Tampoco está indicado el uso de polvos de talco.
  • No caminar descalzo.
  • Revisar con la mano el interior de los zapatos por si hubiera rugosidades o imperfecciones que pudieran lastimar el pie.

La SED, Sociedad Española de Diabéticos tiene editada una guía muy completa que puedes consultar.

¿Te ocupas de cuidar a alguna persona con diabetes? ¿Qué consejos le darías tú?

Comparte tu experiencia, desde el Rincón del Cuidador® puedes ser de ayuda a otras personas.