Desempeño cuidados

Vida activa y confianza

Claves para un buen desempeño de los cuidados

Como cuidadores es muy humano que a veces nos sintamos privados de nuestra libertad a la hora de ejercer esta labor. Si este es tu caso, este post te va a dar claves para que vuelvas a confiar en ti.

Lo primero es que debemos ser nosotros quienes pidamos ayuda a nuestro entorno o trabajar dos puntos clave que nos ayudarán a sentirnos más liberados y, en consecuencia, en mejores circunstancias para cuidar a nuestros mayores: una vida activa y la confianza en nuestra labor cuidadora.

Claves de una vida activa en los cuidados

Tomarnos momentos para nosotros mismos y disfrutar de tiempo de ocio, al menos una hora al día, realizando actividades que rompan con la rutina de los cuidados y nos envuelvan en un ambiente distinto al que vivimos en casa. Es el mejor bálsamo para poder renovar las energías necesarias para cuidar a un ser querido.

No dudes en que te mereces que un rato al día -en el que podamos asegurarnos que nuestra persona mayor está bien atendida- para poder realizar actividades como las siguientes:

  • Yoga y gimnasia pasiva: es la actividad perfecta para la desconexión, ya que aborda dos puntos que necesitamos equilibrar adecuadamente: cuerpo y mente.
  • Talleres de manualidades: concentrarnos en la realización de una tarea manual, sin que así puedan abordarnos otros pensamientos, es la clave para alcanzar la desconexión deseada.
  • Gimnasia grupal: entrar en contacto con amistades u otros grupos de personas nos sirve para aislarnos de la rutina. Mucho mejor si además lo acompañamos de ejercicios que desentumezcan nuestro cuerpo.

Cómo trabajar la confianza en los cuidados

La confianza en los cuidados no consiste únicamente en ser conscientes de que estamos realizando una labor óptima y provechosa, sino también que ésta tarea nos reconforte más que agotarnos.

Para conseguirlo, debemos evitar la sensación de estar atrapados en una situación concreta, y para ello, es recomendable contar con posibles válvulas de escape como las que ya hemos comentado o el apoyo de algún otro familiar o profesional de los cuidados que nos permita desconectar temporalmente de nuestras rutinas.

Por otra parte, debes asimilar que sentimientos encontrados como la tristeza o incluso el enfado o la frustración, son totalmente normales en los cuidados, por eso no debes guardarlos para ti: compártelos con tu entorno más inmediato o incluso con profesionales que aporten apoyo psicológico.

Y nunca te olvides de nosotros cuidador: tienes a tu plena disposición nuestros foros oficiales y nuestra página de Facebook para que nos plantees al Rincón del Cuidador y a su comunidad, de la que formas parte, cualquier inquietud, duda, comentario… estaremos encantados de escucharte.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores