Cuidados de la piel: Menalind

Cuando sufrimos escapes de orina existe un alto riesgo de sufrir problemas en la piel de nuestra zona más íntima. Si no tomamos las medidas necesarias y no incorporamos el cuidado de la piel entre nuestros hábitos diarios, el contacto continuo con las pérdidas de orina puede generar enrojecimiento de la piel, irritación e incluso eritemas de mayor gravedad.

“Los escapes de orina suelen asociar algunos problemas cutáneos como el enrojecimiento, irritación o eritema”

La utilización de absorbentes y demás productos similares puede ser eficaz cuando los utilizamos adecuadamente. Si queremos evitarnos problemas cutáneos es muy importante mantener nuestra piel limpia y seca en todo momento. Utilizar el absorbente adecuado que respete tu piel, además de mantenerla seca a pesar de las pérdidas de orina es fundamental. Tu médico y farmacéutico te pueden ayudar en ese sentido.

¿Cómo limpiar, cuidar y proteger nuestra piel? La gama de productos Menalind Professional de Hartmann cubre todas las necesidades para el cuidado de nuestra piel , y en particular cuando sufrimos de pérdidas de orina.

“Menalind Professional de Hartmann ofrece tres gamas de productos centrados en el cuidado de la piel en las fases de limpieza, protección e hidratación”

Limpiando nuestra piel

Es muy importante mantener nuestra piel limpia a lo largo del día cuando sufrimos pequeños escapes de orina. En caso de que la persona afectada no pueda encargarse de su higiene, esta labor será desempeñada por su cuidador.

Podemos utilizar toallitas húmedas para limpiar de forma rápida y práctica la zona de la piel que se ha visto más afectada. Es importante que estas toallitas no contengan alcohol para evitar una posible irritación de la piel, como es el caso de las toallitas Menalind. Además, aportan ingredientes suaves y restauradores para la piel, y la ayudan a recuperar su pH 5,5 natural.

Para casos en los que el grado de suciedad sea superior (por ejemplo cuando se juntan pérdidas de orina con heces) utilizaremos la espuma de limpieza Menalind que no sólo neutraliza los olores sino que también tiene un efecto desincrustador. Aporta además Creatina para reforzar el mecanismo natural de la piel. Esta Espuma no necesita agua (ni para aplicar ni para aclarar) lo que hace su uso muy cómodo al cuidador.

Dentro de esta misma gama de productos encontramos también el jabón líquido y el champú Menalind. Ambos con válvula dispensadora para poder aplicarlo con una única mano y con un nuevo perfume refrescante.

Protegiendo nuestra piel

Cuando cuidamos nuestra piel, tenemos a nuestra disposición distintos tipos de cremas protectoras. Se trata de productos que crean una barrera protectora sobre la piel, haciendo que la orina no entre en contacto directo con nuestra dermis y tampoco traspase sus poros. Cabe recordar que a pesar de utilizar estas cremas protectoras es muy importante seguir limpiando las zonas afectadas en cada cambio de absorbente, volviendo a aplicar la crema una vez hayamos finalizado la limpieza.

Es el caso de la crema protectora Menalind Professional que nos ofrece protección para la piel deteriorada en la zona más íntima. Contiene el nuevo Nutriskin Protection Complex que fortalece la función barrera y regeneradora de la piel, formando una película protectora que reducirá los riesgos de irritaciones. En el caso de una piel ya irritada, ayudará a reducir la irritación, y con el óxido de zinc tendrá un efecto cicatrizante para que la piel se recupere más rápidamente.

Para los casos de pieles especialmente secas utilizaremos el aceite protector en spray. Contiene Pantenol y aceite de almendras de propiedades nutritivas, lo que le permite crear una película protectora sobre la piel al mismo tiempo que la hidrata y la nutre intensivamente.

Cuidando nuestra piel

Además de limpiar y proteger nuestra piel, también es importante ofrecerle un cuidado constante. Gracias a la crema de manos y la loción corporal Menalind, podemos darle un cuidado intensivo a la piel madura a la vez que la nutrimos. Cuentan con ingredientes como ácidos grasos esenciales, aminoácidos, creatina y aceite de almendras, lo que asegura una buena hidratación y nutrición celular.

Como ves el cuidado de tu piel puede ser mucho más fácil y agradable gracias a los productos Menalind. Recuerda consultar con tu farmacéutico para saber cuál es el producto que mejor se ajusta a tus necesidades.