La alimentación en los cuidados durante el verano

Cuidados dietéticos durante el verano

Cuando somos cuidadores de una persona dependiente en el domicilio ya sabes que el verano es una época en la que hay que prestar especial atención a varias cosas:

  • Evitar que nuestros mayores sufran golpes de calor, que estén bien hidratados, etc. Hace poco te recordábamos los consejos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) en un artículo.
  • También es muy importante que revises el estado cutáneo de la persona de la que te ocupas; con el exceso de transpiración hay que extremar la higiene total y parcial, e hidratar muy bien la piel, ya que pueden aparecer pequeñas alteraciones cutáneas, dermatitis, etc.

Y ahora que te hemos recordado esto sobre los cuidados durante el verano, hoy queremos hablarte de tipo de alimentación más adecuada para que sigan nuestros mayores en los meses de más calor.

Debido a que nuestro cuerpo cambia sus necesidades energéticas es normal que también variemos nuestra alimentación.

Para esta época del año evita que la persona de la que te ocupas coma:

  • Comidas copiosas y pesadas de digerir, intenta no abusar de carnes grasas, embutidos, guisos, asados o fritos. Ya que puede hacer digestiones pesadas y encontrarse incomodo.

Mejor opta por preparaciones ligeras, recuerda que durante el verano necesitamos menos aporte calórico, pero más hidratación:

  • Piensa que puedes hacer este aporte hídrico con frutas y verduras, frutas de temporada como el melón, la sandia, la piña, las cerezas de la estación estival nos refrescan, nos dan un aporte vitamínico importante y son muy buena opción para desayunos y meriendas. Puedes combinarlas en macedonia, echarlas un poco de yogurt, etc.
  • En cuanto a las comidas principales puedes prepararle a la persona dependiente ensaladas variadas y aquí te animamos a que seas original, utilizando hortalizas, legumbres, verduras al vapor, ¿has probado a hacer ensaladas de lentejas, garbanzos, brócoli…?

Recuerda que también es muy impórtate mantener el aporte proteínico y asegurarse que les estamos dando ácidos grasos mono y poli-insaturados, que se encuentran en el aceite vegetal, en pescados, mariscos, entre otros. La opción de un pescado azul a la plancha, mejillones al vapor, pollo a la plancha etc pueden ser una buena fuente proteica.

Te estamos contando esto, y seguro que para el verano tú conoces ya recetas muy ricas y muy sanas. Ya sabes que, si quieres cantárnoslo, te escuchamos. ¿Qué comemos hoy?