¡Actívate con el buen tiempo!

Cuidados durante el verano:

¡Ya es oficial! Se ha hecho de rogar pero ya lo tenemos aquí. Desde el pasado lunes estamos en verano: la mejor época para disfrutar del aire libre y del buen tiempo. Por ello, hoy os queremos traer una serie de consejos y buenas prácticas para aprovechar estos días que tenemos por delante antes de que llegue el frío para salir más de nuestra guarida y practicar los cuidados también al aire libre, sin que ello conlleve un riesgo ni para nosotros, ni para nuestro ser querido.

Decálogo del Ministerio de Sanidad para disfrutar del verano

No es nada nuevo: cada año nos insisten en la importancia de tener en cuenta que la exposición a las altas temperaturas no es algo que tomarse a broma. Para ello, desde la página web del Ministerio de Sanidad nos proporcionan un decálogo de recomendaciones generales, de las que aplicadas al acto de cuidar podemos destacar las siguientes:

  • Beber mucha agua: la primera recomendación nos la tenemos que grabar bien en la mente. Con el calor perdemos líquidos a mayor ritmo que deben ser constantemente regenerados. Por ello, es importante que no sólo no esperemos a tener sed para beber agua, sino que nos preocupemos que nuestra persona dependiente también la beba aunque a momentos no nos lo solicite.
  • Evitar bebidas cafeinadas o con alcohol: tal como ocurre con los trastornos del sueño no son nada recomendables. Además de producir alteraciones, nos hacen perder líquidos, algo más que necesario para mantenernos frescos como ya hemos visto.
  • Usar ropa ligera: la comodidad lo es todo para realizar correctamente cualquier actividad. Para ello debemos ir bien frescos y procurar que la persona a nuestro cuidado lleve ropa transpirable.

 

Qué hacer en verano mientras cuidamos

Insistimos: hace buen tiempo, ¿por qué no aprovecharlo? Evitando las horas de máximo calor (de 12.00 a 17.00 h.) y buscando lugares de sombra, podemos airearnos junto a nuestro dependiente y dar agradables paseos que nos ayuden a ambos a estirar los músculos.

Y si queremos disfrutar del deporte, ¿por qué no acudir a un circuito biosaludable donde practicarlo conjuntamente? A primera hora de la mañana o a última de la tarde estos rincones resultan perfectos para realizar ejercicios en un entorno adecuado para ello.

En definitiva, de lo que se trata con la llegada del buen tiempo es de romper rutinas y ponernos una excusa para poder salir de casa y disfrutar al aire libre. Y tu cuidador, ¿cómo aprovechas el verano desde los cuidados?