19 de octubre

Día Mundial del Cáncer de Mama

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) el cáncer de mama fue el cuarto tipo de cáncer más diagnosticado en España, el año pasado con una cifra de 26.370 mujeres afectadas.

La prevención es una de las estrategias clave para intentar reducir estas cifras. Concienciar a las mujeres sobre la importancia del autocuidado, realizar exploraciones mamarias, revisiones periódicas y mamografías de control son fundamentales para detectarlo a tiempo.

¿Qué podemos hacer para prevenir?

Una medida que está al alcance de nuestra mano es realizar exploraciones mamarias. A partir de los 20 años las mamas se deben explorar todos los meses después de la menstruación. Para las mujeres con menopausia se recomienda fijar un día al mes para explorar las mamas.

La exploración se compone de dos procesos: una evaluación visual y una palpación. Para evaluar visualmente las mamas nos pondremos delante de un espejo, analizaremos su aspecto y posteriormente procederemos a la palpación. Para conocer la manera correcta de realizar la palpación te recomendamos que veas este video que es muy ilustrativo.

Lo que estamos buscando al analizar las mamas es:

  • Presencia o no de bultos (dependiendo del tamaño de la mama y localización a veces, aunque existan, no serán palpables)
  • Anomalías en la simetría de las mamas.
  • Estado de los pezones y si hay retracción (posición invertida a la normal).
  • Cambios de color en la aureola.
  • Alteraciones en la textura de la piel (presencia de rojeces, grietas, piel de naranja).
  • Incremento del número de venas visibles en uno de los senos.

Es importante detectar estos cambios de modo precoz y acudir a nuestro médico de referencia si notamos cualquier alteración.

Otra de las medidas de prevención es la realización de mamografías de control. Mediante un aparato especial de rayos X se toman imágenes radiológicas de las mamas. Es una prueba no invasiva y que no suele doler, aunque algunas mujeres refieren que es molesta.

En nuestro país, siguiendo protocolos europeos, se aconseja realizar mamografías a partir de los 40 años. La diferencia de edad depende de la Comunidad Autónoma, por ejemplo Valencia, Castilla la Mancha o Navarra la realizan a partir de los 45 años.

Cifra que varía si hay antecedentes familiares de cáncer de mama, en ese caso es normal realizar mamografías de control antes de los 45 años. La mamografía a veces se acompaña de una ecografía mamaría, sobre todo para mamas jóvenes o con tejidos densos, una prueba que no es invasiva.

Con respecto a la prevención general, es muy importante adoptar hábitos saludables. Es decir, tener una dieta correcta y realizar ejercicio físico. Son aspectos que dependen solo de nosotros y en los que podemos incidir para tener mejor calidad de vida.

Y ahora cuéntanos ¿Cómo de saludable es tu estilo de vida?

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores