29 de octubre

Día Mundial del ICTUS

Con motivo del 29 de octubre, Día Mundial del ICTUS, queremos acercarte la realidad de esta enfermedad. Darte pautas que puedan ayudarte en tu día a día, tanto para poder evitarlo como para saber qué hacer si debes atender a una persona que ha sufrido un ICTUS.

Según los expertos se prevé que una de cada seis personas sufra un ICTUS a lo largo de su vida. El Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (GEECV-SEN) afirma que en España se produce un ICTUS cada seis segundos. Siendo esta patología la primera causa de mortalidad entre las mujeres y la segunda entre los hombres. Ante estas cifras, conviene reaccionar y saber cómo actuar. En este flyer la Asociación Freno al ICTUS nos ofrece información muy práctica.

¿Qué es el ICTUS?

Es una enfermedad cerebrovascular que se produce por una disminución o una obstrucción del flujo sanguíneo al cerebro. Esto provoca que las células cerebrales no estén suficientemente bien irrigadas y no reciban el oxígeno adecuado. Dependiendo del área o zona cerebral que no ha recibido el aporte de oxígeno los síntomas podrán variar.

Algunos de los síntomas que nos pueden hacer pensar que estamos ante un ICTUS son:

  • Pérdida de fuerza o sensibilidad.
  • Debilidad en la cara, brazo o pierna de un lado del cuerpo.
  • Visión doble o alteraciones en la visión.
  • Sensación de vértigo.
  • Dolor de cabeza de aparición repentina.
  • Alteraciones en el lenguaje.

¿Qué podemos hacer si sospechamos que alguien está sufriendo un ICTUS?

Reconocer los síntomas de un ICTUS y actuar de modo rápido es crucial. Puesto que se ha demostrado que los pacientes tratados desde un primer momento logran recuperaciones más rápidas y con menos secuelas. Ante la aparición de estos síntomas lo mejor es ponernos en manos de profesionales sanitarios. Ya sea, llamando al 112 o acudiendo al hospital más cercano.

Tras leer todo esto te estarás preguntando si hay algo que tú puedas hacer para prevenir la aparición de un ICTUS. La respuesta a esta pregunta es sí, de hecho los expertos estiman que el 80% de los ICTUS son prevenibles actuando sobre los factores de riesgo.

Algunos factores de riesgo no son modificables, como ocurre con la edad (el ICTUS es más frecuente a partir de los 55 años). Así que en este aspecto hay poco margen de acción. Donde si tienes capacidad de interferir, es en el estilo de vida que has decidido tener. Hábitos como el sedentarismo, fumar, consumir alcohol en exceso o tener el colesterol alto suman puntos para poder sufrir un ICTUS.

Otra opción es que te sumes a la vida sana, dejes atrás hábitos nocivos, hagas deporte y minimices el estrés. Todas ellas son pequeñas cosas que van a darte una mejor calidad de vida. Recuerda que solo tienes que tomar decisiones que sumen a tu salud.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores