Adapta correctamente tu lugar de trabajo

Ergonomía para cuidadores

Dependiendo de cómo se encuentre la persona a la que cuidas, tus cuidados serán de un tipo u otro. Si te ocupas de una persona dependiente a nivel físico tu labor como cuidador pasa por realizar movilizaciones y transferencias. ¿Recuerdas que en este artículo te lo explicábamos?

Cuando movilices a una persona dependiente es importante que cuides de ti para no hacerte daño. Y que te ayudes de elementos externos para disminuir el peso que cargas. De esto se ocupa la ergonomía, que es el estudio del trabajo en relación con quienes lo realizan y el entorno en el que lo realizan. Uno de los pilares de la ergonomía es adaptar el lugar de trabajo a la persona y no al revés.

Como buen cuidador que eres ya te habrás dado cuenta de que adaptar las condiciones del hogar a nuestros mayores es importante, te recordamos algunas de las medidas que pueden serte útiles:

  • Evitar tener alfombras u otras decoraciones que puedan hacer que nuestro mayor se resbale o tropiece.
  • Si tienes un pasillo estrecho lo mejor es liberarlo de muebles que obstaculicen el paso.
  • Instalar asideros o agarramanos en lugares donde haya que recorrer largas distancias o haya cambios de nivel puede ser una opción interesante.
  • Adapta el baño a las necesidades de tu mayor, desde ponerle una silla de plástico para que se siente a la hora de realizar la higiene, hasta instalar un mueble a su altura para que pueda acceder fácilmente a los útiles que necesita, son cosas que están en tu mano y pueden facilitar mucho la ejecución de tu labor.

Igual de importante que adaptar el espacio es cuidar de ti mismo. Si tienes que realizar movilizaciones y transferencias prepárate para ello:

  • Informa a la persona de lo que vas a hacer en cada momento para que pueda colaborar en lo posible.
  • Ponte lo más cerca que puedas de la persona a movilizar.
  • Flexiona las rodillas.
  • Mantén la espalda recta para que el esfuerzo lo hagas con los abdominales.
  • Reparte bien el peso.
  • Si se trata de realizar una transferencia ten preparada la silla o ponte lo más cerca posible de la cama antes de empezar.
  • Si la persona de la que te ocupas además de restricciones de la movilidad tiene incontinencia urinaria, una opción muy interesante es poner un protector en la silla o en la cama, eso te evitará cambios innecesarios y movilizaciones excesivas.

Además, es importante que tú como cuidador hagas algo de ejercicio para estar más flexible y aumentar tu fuerza muscular.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Tu hogar recoge estas condiciones? Compártelo con nosotros.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores