¿Qué es la Hiperplasia Benigna de próstata?

¿Qué es la Hiperplasia Benigna de próstata (HBP)?

Desde el Rincón del Cuidador, os hemos facilitado información relacionada con las pérdidas de orina en hombres y la próstata así como de la incontinencia urinaria en general.

En esos artículos os explicábamos los posibles síntomas y causas de la próstata y uno de los problemas más comunes que es la Hiperplasia Benigna de próstata (HBP).

En esta ocasión nos centraremos en explicaros que es la Hiperplasia Benigna de próstata.

El HBP se trata de un proceso proliferativo benigno de la próstata en hombres mayores de 40 años. Es cierto que se hace más evidente con el envejecimiento.

 

Causas

Aunque no hay una certeza de una causa concreta, se cree que la edad es la causa principal pero también puede estar causado por trastornos metabólicos u hormonales masculinos, obesidad o diabetes.
 

Síntomas

Hay de 2 tipos:
Obstructivo: Estos están relacionados con el vaciado de la vejiga. Este tipo puede provocar goteo post miccional, micción intermitente o incompleta o flujo débil, lo que comúnmente denominamos pérdidas de orina.

Irritativo: Estos están relacionados con el llenado. Este tipo puede provocar aumento de la frecuencia diaria, nicturia, urgencia e incontinencia. Esta tipología de síntoma sino se trata suele empeorar con el tiempo.
 

Diagnóstico

Es muy importante que el paciente explique al urólogo los síntomas o su dificultad para orinar. A partir de ahí, el médico valorará cuál es la prueba más adecuada y si procede a realizar una ecografía, un análisis de orina, una flujometría miccional, un estudio urodinámico o un análisis de sangre.
 

Tratamientos

El objetivo del tratamiento es mejorar la calidad de vida del paciente y evitar posibles apariciones de complicaciones.
Habitualmente, solo se empiezan tratamientos en aquellos pacientes que el HBP da problemas, es decir, la tipología irritativa (dificultad para orinar, retención de orina, sangrada, infecciones):

– En pacientes con síntomas irritativos leves se les aplica un tratamiento de cambios de hábito y se les hace un seguimiento rutinario. Cambios de hábito aconsejables serían: reducir la ingesta de líquidos justo antes de ir a dormir, limitar la cantidad de alcohol, cafeína o teína, evitar el estreñimiento, no beber más de 2l de agua al día, hacer un doble vaciado (se recomienda esperar un momento, relajarse e intentar volver a orinar), realizar ejercicio físico de forma regular, acudir al urólogo 1 vez al año a partir de los 40 años o verificar que la medicación que podamos necesitar o estar tomando nos agrave aún más los síntomas.

– En pacientes con síntomas irritativos que no han mejorado con el cambio de hábitos, entonces de inicia un tratamiento farmacológico.

– En pacientes con síntomas irritativos que no han mejorado con el cambio de hábitos ni con el tratamiento farmacológico entonces el médico valorará las posibles opciones quirúrgicas para el paciente en cuestión.

Descárgate la infografía del artículo Infografia_HBP

 
Desde el Rincón del Cuidador te animamos a suscribirte a nuestra Newsletter, dónde recibirás mensualmente en tu correo electrónico las últimas noticias, sorteos e información relevante para cuidadores no profesionales. Accede a la Newsletter del Rincón del Cuidador.

Además, si todavía no eres un usuario registrado no olvides registrarte en nuestra web para poder comentar las diferentes publicaciones que puedan ser de tu interés.

Registro al Rincón del Cuidador.