Sindrome geriátrico: derivaciones sensoriales

Síndrome geriátrico: derivaciones sensoriales

¿Qué es el síndrome sensorial?

Con el envejecimiento, los sentidos se ven afectados de forma paulatina, disminuyendo su eficacia con repercusión en la vista y la oída. Este síndrome genera que el paciente empiece a ser más dependiente.

¿Cómo afecta el síndrome sensorial en la vista?

Con el envejecimiento, los músculos que enfocan el ojo se van debilitando y pierden su eficacia. La dificultad se manifiesta, sobre todo, a la hora de enfocar los objetos pequeños y distinguir los detalles. A esta situación fisiológica, de la persona mayor que está a nuestro cuidado, se le llama presbiopía. En España, la presbiopía es común en casi el 80% de la población mayor de 45 años.

Las enfermedades de la vista que afectan con mayor frecuencia a las personas de edad son el glaucoma, las cataratas y las retinopatías, ésta última sucede en personas con hipertensión arterial y diabetes.

Todas estas enfermedades tienen su tratamiento oftalmológico y, si bien no es lo habitual, podría darse el caso que estas enfermedades llevaran al paciente a una situación casi de ceguera (manteniendo visiones del 10-20 %) por degeneración de la retina.

A estos tratamientos para mejorar este síndrome deben, además, añadirse soluciones ergonómicas que eliminen aquellas barreras y obstáculos que pueda haber en la vivienda, así como la mejora en la iluminación del hogar. La ergonomía no sólo facilita seguir manteniendo una actividad autónoma por parte del paciente, que retrase o evite una dependencia mayor, sino que además será un estímulo físico y psíquico, que mantendrá a esta persona mayor integrada en la sociedad.

Consecuencias de la disminución de la visión

Las más habituales son:

  • Riesgo de caídas

  • Inseguridad y el aislamiento que genera con la evidente tendencia al inmovilismo.

  • Facilidad para que se produzcan o agraven otros síndromes geriátricos.

¿Cómo afecta el síndrome sensorial en el oído?

La acumulación de cera es con frecuencia la causa de disminución para los sonidos agudos y graves con leves consecuencias y de fácil solución. Hay que recordar revisar la situación del conducto auditivo con relativa frecuencia. La afectación del oído medio (sordera de conducción) o la del oído interno (sordera nerviosa) pueden estar presentes en la persona mayor con anterioridad y verse incrementadas en esta etapa de la vida.

Consecuencias de la disminución de la oída

Las consecuencias principales del deterioro auditivo son:

  • Aislamiento, acompañado de recelo
  • Desconfianza
  • Inseguridad
  • Cambios en el carácter

La afectación sensorial de vista y oído afecta al 45,1 % de los ancianos.

 

Desde el Rincón del Cuidador, queremos ser tu guía y darte información relevante para ti en cada momento del cuidado del paciente dependiente o con demencia.

Nuestra intención es facilitarte el conocimiento que te permita mejorar el cuidado de personas mayores que puedas tener a tu cargo, ya que te facilitará una mejor comprensión de los síntomas y causas de los distintos síndromes geriátricos.

Te animamos a suscribirte a nuestra Newsletter, dónde recibirás mensualmente en tu correo electrónico las últimas noticias, sorteos e información relevante para cuidadores no profesionales. Accede a la Newsletter del Rincón del Cuidador.

Además, si todavía no eres un usuario registrado no olvides registrarte en nuestra web para poder comentar las diferentes publicaciones que puedan ser de tu interés. Registro a Rincón del Cuidador.