Protocolo de higiene

Imaginamos que más de una vez habrás escuchado de boca de los profesionales sanitarios, la frase “estamos siguiendo el protocolo “. Y acto seguido te habrás preguntado qué es exactamente un protocolo, pues bien, el…

Imaginamos que más de una vez habrás escuchado de boca de los profesionales sanitarios, la frase “estamos siguiendo el protocolo “. Y acto seguido te habrás preguntado qué es exactamente un protocolo, pues bien, el protocolo es un documento que recoge y describe el conjunto de actividades y procedimientos a realizar que son necesarios para la atención de una situación específica de salud. El objetivo de un protocolo es unificar la manera de actuar y asegurarnos de que se cumplen todos los pasos.

Los protocolos unifican maneras de actuar

Hoy, desde Rincón del Cuidador queremos refrescarte la memoria y repasar junto a ti algunos de los protocolos que utilizas más en tu labor como cuidador día a día. Se trata de los protocolos de higiene, ¿los recuerdas?

  • El protocolo de higiene completa lo realizaremos cuando queramos asear enteramente a la persona dependiente. Recuerda que es igual de importante lavar, así como asegurarnos que la zona está completamente seca y poder evitar que la piel se macere. El último paso de este protocolo es hidratar la piel con una crema apropiada para evitar que ésta pierda su flexibilidad y elasticidad.
  • Si lo que queremos es realizar un lavado o limpieza de una zona determinada emplearemos el protocolo de higiene parcial, recuerda que éste es el que utilizamos al cambiar el absorbente.
  • Si te estás ocupando de una persona encamada, ya conocerás el protocolo de encamados y las técnicas para hacer cambios posturales a un familiar dependiente.

Desde el Rincón siempre te hemos insistido mucho en la importancia de mantener a la persona dependiente en un ambiente confortable, por eso estos protocolos te son de tanta ayuda; valen para que hagas el trabajo paso a paso y así te asegures que la persona de la que cuidas está bien atendida, pero ¿y tu comodidad, quién la garantiza? Para evitar que te sobrecargues y que tengas futuras lesiones de espalda, rodillas, hombros, etc. acuérdate de seguir las pautas que compartíamos en el protocolo de higiene postural.

¿Recordabas estos protocolos? ¿Los sigues habitualmente? ¿Te son útiles? ¿Te ha venido bien volver a verlos? ¡Acuérdate de revisarlos de vez en cuando para no saltarte ningún paso!

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.