Entrevista: ¿Cómo alimentar a nuestros mayores?

2017.10_alimentacion

El 16 de Octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación. Aprovechando un día tan señalado nos hemos entrevistado con Mercedes Martínez Callado, enfermera que trabaja en el Sistema Madrileño de Salud y va a explicarnos todo lo que tenemos que saber para alimentar correctamente a nuestros mayores.

RC.- ¿Cómo de importante es la nutrición en nuestros mayores?

En general, en cualquier grupo de edad, la nutrición es un factor a tener en cuenta para sentirnos bien y estar sanos, al que a menudo no le prestamos la suficiente importancia. En el caso de los mayores, tanto si se trata de personas sanas o con algún tipo de patología, cobra más importancia. Tanta que la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y la Fundación Española de Nutrición (FEN) van a elaborar el Libro Blanco de la Nutrición en Personas Mayores, cuyo objetivo es difundir mensajes claros y directos sobre la alimentación de nuestros mayores.

RC.- ¿Qué recomendaciones nutricionales le darías a nuestros lectores para alimentar a sus mayores?

Hay que tener en cuenta que el paso de los años afecta a la función digestiva, así la absorción intestinal de ciertos nutrientes se ve alterada, lo que puede provocar cuadros de desnutrición. Para evitar esto vamos a garantizar que nuestros mayores tengan una dieta:

  • Variada y rica en el consumo de frutas, verduras, cereales (son muy ricos en vitaminas y minerales) y ayudan para mantener la movilidad intestinal.
  • Rica en proteínas.
  • Reduciremos las grasas saturadas.
  • Se recomienda aumentar el consumo de calcio (en forma de lácteos desnatados o semi-desnatados) y vitamina D.

RC.- Esto en cuanto a qué comer, ¿y qué hay del modo en el que comen nuestros mayores?

Con los mayores es mejor realizar cinco comidas al día y que no sean excesivamente copiosas ya que el tránsito intestinal está enlentecido.

Debemos adaptarnos a las necesidades de nuestros mayores y tener en cuenta su capacidad para masticar. Si hay problemas dentales, o faltan piezas dentales, le ofreceremos la comida triturada o en forma de puré.

Si tienen problemas de deglución (disfagia) nos asesoraremos con nuestro médico o personal de enfermería para saber qué conducta llevar a cabo. Hay pacientes con alteraciones neurológicas que tienen disfagia a sólidos, otros a líquidos, y por esto la conducta a tener no es la misma.

RC.- ¿Y qué debemos hacer si nos ocupamos de una persona con demencia que no colabora a la hora de comer?

Es cierto que la no colaboración del paciente es una situación muy angustiante para el cuidador.

  • Ante todo debemos mantener la calma.
  • Propiciar un ambiente sereno y tranquilo para la hora de las comidas.
  • Asegurarnos que el tiempo entre comida y comida es el correcto, es decir, no juntar mucho la comida con la merienda y la cena por ejemplo.
  • Intentar reducir las distracciones en la hora de la comida (televisión, radio, etc.)
  • Evitar darle platos demasiado fríos o demasiado calientes para que no los rechace.
  • Prepararle comidas fáciles de comer y de alto valor nutricional, si presenta reiteradas veces rechazo a la hora de comer.

Estas medidas higiénico-sanitarias suelen funcionar bastante bien.

Muchas gracias Mercedes, esperamos que estos consejos sean de utilidad para nuestros lectores.