Compartir es vivir

Tu testimonio puede ser de ayuda para otros cuidadores

Comentarios
santiago

que tal mi nombre es santiago mata

uno de mis recuerdos con las personas que e cuidado es :
1 mi abuelita se fue de 104 años ella sola se levantaba para ir al baño claro aveces no llegava ustedes saben , sus palabras eran de mas aliento de las que yo le decia
aprendi de ella que esta vida es para vivirla,disfrutarla y dar resultados y frutos buenos.
gracias

Carmen Maria

He sido cuidadora durante muchos años luchando con todas mis fuerzas por la felicidad de cada uno de ellos de los que guardo un grato recuerdo. Me emociono un usuario cuando al despedirse de mi me beso las manos, fue un gesto de agradecimiento que no olvidaré en mi vida. Mi mayor energía la deroche con el cuidado de una madre joven que quería vivir por mí y mis hijas, sus palabras de aliento las llevo en mi corazon, su última lección fue morir dando amor y generosidad, por saber supo hasta morir dando confort.

Raquel

Mi mejor experiencia como cuidador es el agradecimiento que da la persona a la que cuidas, he cuidado a mi padre hasta su último aliento y mi madre con demencia es la segunda misión de mi vida, ya que la primera la invertí con mi padre, el amor que desprenden cuando se notan protegidos es mejor experiencia que un corazón puede albergar, a pesar del duro camino, eso siempre queda en el corazón como el tesoro de una vida.

Ana

En un momento inesperado, reimos a carcajada limpia, nos miramos a los ojos como crias, y a pesar de la diferencia de generaciones somos amigas/os. La comunicación no verbal, son esos instantes agradecedores para el corazón y bienestar.

maría ángeles

Bueno, en realidad cuido a tres. Mi madre mi padre y mi marido con alzheimer. Mi madre no tiene declarada el tipo de demencia, por la edad, pero creemos que es alzheimer también, eso nos ha dicho su médico de cabecera. Mi padre necesita de mi ayuda pero la cabeza la tiene un poco mejor que mi madre (88 años ambos)
Podéis imaginar la cantidad de experiencias que tengo al cabo del día pero la mejor de ellas son los recuerdos que me llevaré de los tres. A veces me río mucho y otras lloro sin parar.. así es la vida… :)