la frustración del cuidador no profesional

Casi la mitad de los cuidadores no profesionales sufren estrés y frustración

Los datos son abrumadores, en España es habitual que los cuidadores de personas dependientes sufran algún tipo de trastorno físico o psíquico tales como ansiedad, irritabilidad, tristeza…Situaciones que se ven agravadas en aquellas personas con dificultades económicas ya que cerca de 254.000 personas están a la espera de una ayuda por la dependencia.

Desde el Rincón del Cuidador, conocemos de manera directa lo difíciles que son estas situaciones, sin duda lo reflejáis día a día en vuestros comentarios en la web y en las redes sociales.

Hay que destacar, tal y como hemos hablado en el artículo anterior, los cuidadores no profesionales son cuidadores de momentos, durante cada momento, la relación con la persona dependiente varía y también nuestra percepción sobre esa persona.

Todos debemos ser conscientes que, como cuidadores, pasamos mucho tiempo al lado de una persona dependiente. Habitualmente este suele ser un pariente directo, alguien a quien conocemos y debido al roce diario nuestra percepción a veces cambia, conocemos aspectos de la personalidad que nos pueden sorprender, frustrar o decepcionar.

Como cuidadores hay que tratar de recordar que debido a problemas como la incontinencia, demencia senil u otras enfermedades, tanto la persona dependiente como nosotros mismos como cuidadores que somos estamos sometidos a una situación que altera nuestro estado de ánimo y por eso es importante y os aconsejamos leer estos consejos antes de empezar cuidar a personas dependientes.

Cuidar la frustacion del cuidador no profesional

Problemas en capacidades cognitivas y psicoafectivos entre los cuidadores no profesionales

Según la sociedad Española de Geriatría y Gerontología, el 43% de los cuidadores de personas dependientes tienen algún síntoma psicoafectivo. Esto se traduce en cambios de humor o del carácter, que afecta sin duda en su relación con el dependiente. La frustración es el primer sentimiento (73%) seguido de la irritabilidad (61%), la depresión (57%), la soledad (35%) y la culpabilidad (30%).

Los cuidadores suelen dedicar entre 6 y 12 horas diarias a sus labores de cuidado. Hecho que lo convierte en muchos casos en un nuevo “trabajo”. Los datos arrojan que el 60% de los cuidadores sufren cambios de salud, problemas de espalda, óseos y en muchos casos insomnio como consecuencia del estrés al que están sometidos de forma diaria.

La encuesta también refleja que las principales necesidades de los cuidadores no profesionales son, la falta de reconocimiento social, la ayuda económica y el apoyo psicológico y emocional.

Necesidades que tratamos de darle cabida y visibilidad desde el Rincón del Cuidador.

Te animamos a suscribirte a nuestra Newsletter, dónde recibirás mensualmente en tu correo electrónico las últimas noticias, sorteos e información relevante para cuidadores no profesionales

Además, no olvides registrarte en nuestra web para poder comentar las diferentes publicaciones que puedan ser de tu interés.