el absorbente ideal

¿Qué tipo de absorbentes existen actualmente?

La incontinencia urinaria (IU) es un problema muy común en los adultos mayores. Definida como la pérdida involuntaria de orina, no es considerada una enfermedad en sí misma, sino la consecuencia de una alteración en la fase de llenado/vaciado vesical. Se estima que entre un 15 y un 36% de los ancianos lo padece, creciendo entre el 43 y 77% en aquellos que viven en residencias geriátricas.

Existe una serie de medidas que los cuidadores tienen en cuenta para manejar la IU como la promoción de la autoestima de la persona afectada, el cuidado de su higiene personal, de su dieta, el control de su hidratación y el sistema de protección, es decir, la utilización de absorbentes.

 

Funciones de los absorbentes

Los absorbentes son dispositivos, de un solo uso, especialmente diseñados para retener y aislar la orina en su interior con el fin de mantener la piel del paciente seca y protegida, así como su ropa y cama. Además, evitan malos olores y mejoran la calidad de vida de los usuarios. El absorbente debe ser:

  • Eficaz: que sirvan para absorber y retener la orina
  • Dermoprotector: que no irrite la piel con la que está en contacto
  • Cómodo y fácil de colocar
  • Discreto

Clasificación de los absorbentes

Existen absorbentes de diferentes tipos, tamaños y capacidades, por lo que es muy importante encontrar el que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente. Para ello, debes tener en cuenta varios criterios de selección:

  • Capacidad de absorción según la severidad de la IU:
    • Compresas femeninas para pérdidas ligeras de orina y absorbentes masculinos: ± 50-300 ml.
    • Absorbente día: 600-900 ml.
    • Absorbente noche: 900-1200 ml.
    • Absorbente supernoche: >1200 ml.
  • Forma y el tipo de sujeción según el nivel de incontinencia, el nivel de movilidad y el estado cognitivo del usuario:
    • Compresas femeninas para pérdidas ligeras de orina y absorbentes Se sujetan mediante tiras adhesivas. Son ideales para una incontinencia urinaria inicial, buen estado cognitivo y movilidad del usuario
    • Rectangular: compresas rectangulares, se ajusta a través de mallas elásticas. Talla única. Permite una mejor adaptación al cuerpo. Producto de prescripción. Son ideales para una incontinencia urinaria inicial (con nivel de incontinencia superior al anterior), buen estado cognitivo y movilidad del usuario
    • Anatómico: absorbente anatómico con aberturas en la zona inguinal, talla única y se fija mediante mallas elásticas. Posee excelente adaptación y es discreto. Con barreras laterales que evitan fugas de orina o heces entre las piernas. Producto de prescripción. Nivel de incontinencia de moderada a severa, buen estado cognitivo y movilidad del usuario. El usuario puede ser parcialmente dependiente, como usar silla de ruedas.
  • Elástico: absorbente que se sujeta a través de tiras autoadhesivas reposicionales. Buena adaptación al cuerpo. Con barreras laterales antifugas. Con alas de tejido no-tejido que permiten la transpiración. Producto de prescripción. Para usuarios dependientes y/o encamados, así como para personas en silla de ruedas. También para usuarios ambulantes en el uso nocturno.
  • Pants, que actualmente es el producto más importante del mercado. Se trata de una braga-pañal que se coloca como la ropa interior. Con barreras antifugas. Para usuarios con movilidad y activos. También usuarios con tendencia a arrancarse el absorbente, por ejemplo, con demencia senil.
  • Tallas para Elásticos y pants: existen varias tallas que difieren según tipo de absorbente y/o modelo.

¿Cómo elegir el absorbente ideal? 

Lo primero que debes tener en cuenta es que la elección del absorbente debe ser personalizada, es decir, se debe tener en cuenta la necesidad de la persona que deberá llevarlos e incluso prestar atención si la misma cambia con el tiempo debido a un avance de la IU.

Presta atención a diversas situaciones, como su estado físico (¿camina, o está acostado?) y mental, qué medicamentos toma (diuréticos, antibióticos), qué tipo de alimentación enteral (algunas veces, se producen como complicaciones diarreas y aumento de la diuresis), entre otras cuestiones.

En el caso de productos de prescripción, debemos informar de los cambios en el nivel de incontinencia y/o usuario al médico para que modifique el tipo de absorbente, siempre que sea necesario.

Desde el Rincón del Cuidador, queremos ser tu guía y darte información relevante para ti en cada momento del cuidado del paciente.

Te animamos a suscribirte a nuestra Newsletter, dónde recibirás mensualmente en tu correo electrónico las últimas noticias, sorteos e información relevante para cuidadores no profesionales. Accede a la Newsletter del Rincón del Cuidador.

Además, si todavía no eres un usuario registrado no olvides registrarte en nuestra web para poder comentar las diferentes publicaciones que puedan ser de tu interés. Registro a Rincón del Cuidador.