¿Podemos prevenir las alteraciones cognitivas?

¿Recuerdas que en un artículo anterior te explicábamos qué son las funciones cognitivas? Pues bien, en el artículo de hoy y en otro que publicaremos en los próximos días, retomamos y ampliamos el tema. Te hablaremos de las alteraciones en las funciones cognitivas, te explicaremos qué es la reserva cognitiva y cómo aumentarla. ¿Quieres saber más? ¡Acompáñanos! Seguro que esta lectura te resulta muy interesante.

¿Qué son?

Las alteraciones cognitivas aparecen cuando funciones como la memoria, el lenguaje, el aprendizaje, la capacidad de concentración, la orientación o la capacidad de pensar de manera estructurada se ve afectada. Esto hace que la persona que tiene las funciones cognitiva alteradas tenga dificultades para procesar la información y por lo tanto a veces necesite ayuda para realizar las actividades diarias y mantener el estilo de vida que tenía antes. Y ahí entras tú como cuidador, ofreciendo tu apoyo en una multi-tarea: repasar junto a la persona de la que te ocupas el planning diario, ayudarle con el aseo, recordarle ir al baño, verificar que no tenga pérdidas de orina, recordar que necesita comprar hoy para hacer la comida, etc. Estas son sólo ejemplos de actividades diarias que seguro haces en tu día a día como cuidador.

¿Por qué se producen?

No todas las alteraciones cognitivas se producen por las mismas causas; hay algunas relacionadas con el envejecimiento, éstas se refieren a fallos normales en las funciones cognitivas como son pequeñas alteraciones de memoria, atención, lenguaje, etc. Otras son secundarias a ciertas enfermedades, como ocurre en las demencias, otro tipo de alteración en las funciones cognitivas son las sobrevenidas, aquí entrarían las secuelas de un accidente cerebro vascular, por ejemplo.

¿Qué hacer al respecto?

Tratamiento

Para tratar las alteraciones cognitivas es muy importante saber cuál ha sido la causa que las ha provocado, ya que no hay un tratamiento estándar. Aquí es de vital importancia que un especialista de la materia evalúe a la persona de la que te ocupas y te asesore.

Prevención

Otra cosa es que quieras mantener activa a la persona mayor de la que te ocupas o mantenerte activo tú mismo y cuidar tus funciones cognitivas, para ello es bueno que sepas que desde los 30 años de edad empieza a generarse la curva del envejecimiento, que tendrá una pendiente más o menos suave según tu estilo de vida, tu carga genética y según los factores ambientales que te rodeen, así pautas como llevar una alimentación sana, hacer ejercicio, conocer técnicas que te ayuden a regular el estrés, crearte un círculo social amplio o mantener tu cerebro activo son medidas que van a hacer que te sientas mejor y que vivas mejor. Todo ello va a aumentar tu reserva cognitiva… Te contamos más sobre la reserva cognitiva en el próximo artículo. De momento, cuéntanos tú si este artículo te ha gustado.