Prevenir la incontinencia

Con unos sencillos consejos se puede atenuar el riesgo de padecer de incontinencia urinaria.

Una vida sana para ayudar a las funciones naturales de la vejiga.

En caso de las pérdidas involuntarias de orina, se ha constatado una mejora después de haber puesto en práctica los siguientes consejos:

  1. Garantizar unos buenos hábitos intestinales gracias a una dieta rica en fibras. Demasiados esfuerzos para ejercer presión, en caso de estreñimiento crónico, pueden debilitar el suelo pélvico. Realizar periódicamente algunos ejercicios físicos puede mejorar el paso de los alimentos.
  2. Beber mucho líquido, pese a la incontinencia, para asegurar un buen drenaje de la vejiga, y prevenir así la proliferación de bacterias en la vejiga. Es importante controlar la aportación suficiente de líquidos, sobre todo en los pacientes de más edad, puesto que la sensación de sed disminuye con la edad.
  1. Adaptar las costumbres relacionadas con las bebidas y procurar ingerir en casa, en la medida de lo posible, las cantidades necesarias de líquido.
  2. También da buenos resultados renunciar a la ingestión de bebidas 2 o 3 horas antes de acostarse.
  3. Descansar a diario y aprender a relajarse. Mantenerse en buena forma psíquica ayuda a soportar mejor los inconvenientes de la incontinencia urinaria. Puede ser útil aprender una técnica de relajación, como el yoga o la meditación. El método en sí no es importante, pero sí que lo es la frecuencia con la que se ejecuta. Una sesión diaria sería ideal para conseguir una buena forma psíquica.
  4. Reducir el exceso de peso en el caso de incontinencia por esfuerzo. Esta medida descarga el suelo pélvico y permite conseguir una mejora.
  5. Con la edad se acortan los periodos de preaviso de la vejiga. Cuando se va a un lugar desconocido, es recomendable tener localizado los lavabos para poder acudir rápidamente en caso de necesidad.
  6. Llevar unas prendas prácticas y fáciles de abrir puede resultar muy útil en caso de urgencia, sobre todo para las personas de más edad.
Consejos para prevenir la incontinencia urinaria

Seguidamente os presentamos unos ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, y ayudar a reducir las pérdidas de orina debido al esfuerzo:

Inicio de los ejercicios:

Ante todo, descargar el suelo pélvico durante unos 5 minutos invirtiendo la relación de las presiones en la pelvis de manera muy sencilla.
Arrodillarse e inclinarse hacia delante. Apoyarse en el suelo con los antebrazos y con la cabeza entre las manos.
Colocar las piernas sobre un taburete o una silla con la pelvis ligeramente levantada mediante un cojín.

Ejercicios prevención incontinencia urinaria

Ejercicios para el suelo pélvico:

Para notar el perineo, intente interrumpir la orina durante la micción: el músculo que utiliza para ello es el perineo.
Los ejercicios siguientes permiten mejorar su rendimiento. Procure respirar correctamente mientras esté haciendo los ejercicios.

Inspiración: perineo relajado.
Expiración: los músculos del perineo están contraídos hasta finalizar la expiración.

  1. A. Adoptar una posición a horcajadas contra una resistencia fija que ejerza una contrapresión ayuda a contraer el perineo. Sentarse sobre una toalla enrollada y contraer, al expirar, la musculatura perineal.
  2. B. Sentarse o tumbarse, con el torso recto, y cruzar las piernas. Al expirar, apretar el borde externo de un pie contra el del otro.
  3. C. Adoptar una posición con la espalda ahuecada permite, asimismo, contraer con mayor facilidad los músculos que rodean la uretra y la vagina. Concentrarse en el perineo y contraer la musculatura al expirar.
  4. D. Sentarse con las piernas dobladas y separadas: apretar las manos contra las rodillas para mantenerlas juntas. Intentar, al expirar, abrir los muslos oponiendo resistencia con las manos
Ejercicios para el suelo pélvico - Prevención incontinencia

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores