Cuidados de la piel madura: consejos y recomendaciones

Con la edad, la piel se vuelve más fina, frágil, tiende a deshidratarse, pierde sensibilidad y pueden aparecer manchas, zonas blanquecinas y adelgazamiento. Si tenemos en cuenta que la piel es la primera barrera de nuestro organismo frente al mundo exterior, entenderemos que no existe salud plena sin una piel sana. Por tanto, es importante adaptar los cuidados de la piel a la edad y condición de salud de cada persona.

A continuación, veremos algunos consejos y recomendaciones para cuidar de la piel madura.

Cuidar de la salud de la piel

Como ocurre con cualquier otro órgano, los hábitos afectan mucho a su salud. Algunos de los consejos para cuidar la piel que más efecto van a tener son:

  • Tomar suficientes líquidos, especialmente en época de calor.
  • Usar protección solar adecuada y tomar el sol solo en las horas más cercanas a la salida y puesta del sol.
  • Evitar el tabaco y otros humos irritantes.
  • Alejarse de las salidas de aire seco, como los aires acondicionados o las bombas de calor.
  • Evitar los productos de higiene con jabones o detergentes, así como los baños calientes que eliminen excesivamente el sebo natural de la piel.
  • Reducir el estrés.

Cuidados dermatológicos

No podemos olvidar la importancia de la aplicación de emolientes o productos hidratantes, ya que una de las consecuencias del envejecimiento de la piel es la pérdida de factores de hidratación naturales. La piel seca no solo es molesta, sino que es más sensible y frágil ante las pequeñas lesiones. Además, la picazón que produce la sequedad puede favorecer la aparición de heridas por rascado, especialmente en personas con demencia.

Para escoger cremas o lociones hidratantes, ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Deben ser adecuadas para pieles sensibles, secas y frágiles, y si son específicas para pieles maduras mejor.
  • No deben llevar perfumes.
  • Es preferible que las cremas para el rostro incorporen cierto grado de protección solar.
  • En zonas especialmente secas, como las manos o los codos, puede ser conveniente usar un producto de mayor untuosidad.

Los emolientes, lociones o cremas hidratantes deberán aplicarse al menos una vez al día, tras el baño o ducha. En caso de piel especialmente seca, es aconsejable aumentar el número de aplicaciones diarias.

Por otro lado, deberemos prestar especial atención a las zonas más castigadas a causa de roces y acumulación de humedad, como pueden ser los pliegues y zonas cubiertas por pañales y absorbentes. Pregunta a tu farmacéutico acerca de una crema barrera protectora, como por ejemplo una crema de óxido de zinc para el uso como complemento a los absorbentes para adultos.

No lo olvides: cabello y uñas también requieren cuidados

Cuando hablamos del cuidado de la piel, cabello y uñas suelen ser los grandes olvidados. Sin embargo, también forman parte de la primera barrera protectora de nuestro organismo y deben cuidarse con esmero.

El cabello y el cuero cabelludo experimentan grandes cambios en la edad madura. Como la piel, se vuelven más delicados y frágiles. Para cuidarlos, deberemos lavar el cabello al menos una vez a la semana (dependiendo de lo graso que sea) con un champú nutritivo y agua templada. Si se trata de cabello muy seco, podemos aplicar una mascarilla capilar durante unos minutos antes de aclarar.

En cuanto a las uñas, con la edad se vuelven más secas y gruesas, lo que puede dificultar sus cuidados. Es imprescindible cortarlas sin lesionar la piel, y para ello podemos:

  • Remojar manos y pies en agua templada con sal durante unos minutos antes del corte de uñas.
  • Usar un cortaúñas para realizar un corte limpio y recto.
  • Usar lima de uñas para conseguir eliminar las puntas de forma segura.

La edad y determinadas condiciones crónicas, como la diabetes, también pueden favorecer la aparición de hongos en las uñas, que se ven como manchas oscuras o zonas rugosas. Deberemos estar atentos ante la aparición de estas infecciones y proporcionar un tratamiento adecuado hasta que desaparezcan totalmente.

¿Quieres saber más sobre los cuidados de la piel madura? Accede a nuestros siguientes artículos:

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Aplicas ya estas u otras recomendaciones en el cuidado de la piel de tu ser querido dependiente? ¡Escríbenos un comentario y comparte tu experiencia!

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.