Consejos prácticos sobre la Ley de Dependencia

2017.07_dependencia

La Ley de Dependencia es uno de los temas que más dudas genera entre cuidadores y mayores. Es por ello que, para acudir a esta necesaria ayuda, debemos tener muy claro cómo actuar, a quién dirigirnos y cómo recibirla para que no se generen más preguntas de las que tocan.
Para ello, os ofrecemos 5 consejos prácticos que os ayudarán a la hora de solicitar ayudas de la Ley de Dependencia:

5 consejos para solicitar ayudas mediante la Ley de Dependencia

#1 Recopila toda información útil que encuentres

La información es poder, y más cuando existen ayudas de por medio. Por ello, debes tener en cuenta cada uno de los aspectos que involucra pedir cualquier ayuda: desde los requisitos para solicitarla, qué ayudas están disponibles, si existen otras ayudas complementarias y/o alternativas…

En El Rincón tenemos varios artículos donde detallamos cada una de estas cuestiones y que te pueden ayudar a clarificar estas ideas, así como un foro donde poder plantear dudas y/o buscar respuestas:

#2 Sigue todos los procesos adecuadamente

Alguno de los motivos por los cuales no se recibe la ayuda puede ser no entregar la documentación al completo, no entregar modelos normalizados o no seguir las fases para su concesión correctamente. Estas fases son:

  • Presentación de la solicitud.
  • Valoración del grado de dependencia.
  • Reconocimiento del grado de dependencia.
  • Elaboración del programa individualizado de atención (PIA).
  • Asignación de recursos.

#3 Tranquilidad con los plazos

La Ley de Dependencia marca seis meses desde que se presenta como plazo para la entrega de las ayudas, pero en la práctica, su implantación y aplicación en cada comunidad autónoma se ha ralentizado, llegando en algunas de ellas al año e incluso año y medio desde que se solicita hasta que se recibe.
Por esta razón, no debemos supeditar las tareas cuidadoras a la concesión de estas ayudas ni ponernos nerviosos si no la recibimos en plazo pensando que ha habido algún error.

#4 Pide asesoría profesional al respecto

No es obligatorio contactar con Servicios Sociales para tramitar la ayuda, pero es muy recomendable buscar la orientación de instituciones como ésta para acelerar el proceso de la tramitación y para que no nos quede ninguna duda al respecto.

#5 Nunca desistas en su concesión

… o en la de cualquier otra ayuda complementaria, incluso aquella que venga de manos de familiares y seres queridos en forma de ejercer ellos los cuidados en momentos que puedan aliviar y permitirte necesarios descansos.
Eres un héroe del día a día, jamás nos cansaremos de insistírtelo. Por ello, te mereces cuanta ayuda necesites. Si en un primer momento te deniegan las que contempla la Ley de Dependencia, puedes solicitar tantas veces veas oportuno una revisión y nueva aplicación del Baremo de Valoración de Dependencia (BVD), aunque sólo si existe un empeoramiento o mejoría en el desempeño de las tareas que el BVD evalúa.