Ayudas y grados

¿Qué es la ley de dependencia?

Hoy la Dra. Míriam Sánchez Reyes, Trabajadora Social Sanitaria en el Hospital Universitario del Sureste de Madrid nos aclara términos, nos explica que es la ley de dependencia, en qué casos se aplica y cómo tenemos que solicitarla.

RdC.- Es frecuente escuchar que las personas dependientes pueden tramitar la llamada “Ley de Dependencia”, pero, ¿qué se entiende exactamente por dependencia?

MSR.- Podemos decir que la dependencia es un estado permanente en el que se encuentran las personas por diversas razones, ya sea una enfermedad, una discapacidad o por la propia edad, y presentan una pérdida en su autonomía física, psíquica o intelectual y sensorial, necesitando ayuda para poder realizar sus actividades básicas de la vida diaria como puede ser: vestirse, comer o bañarse.

Para poder atender esa falta de autonomía y la situación de dependencia, se creó en España hace ya más de 10 años,  la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de Dependencia, que vino a crear un Sistema para poder atender esas necesidades.

RdC.- ¿Es lo mismo hablar de Dependencia que de Discapacidad?

MSR.- No es lo mismo. En la dependencia hay una pérdida de autonomía y eso requiere la ayuda de una persona en algunas o en todas las actividades básicas de la vida diaria de la persona dependiente. Sin embargo, una persona con discapacidad que tenga déficits ya sea a nivel físico, psíquico, intelectual, o sensorial, mantiene su autonomía y no necesita de otra persona, aunque sí pueda necesitar una ayuda técnica. La discapacidad no tiene por qué implicar dependencia.

RdC.- Podría explicarnos qué  tipo de recursos ofrece la “Ley de Dependencia”.

MSR.- Más que recursos, lo que ofrece son diferentes servicios y prestaciones económicas. Entre estos, hay los siguientes servicios:

  • Servicios de teleasistencia, el servicio de ayuda a domicilio o el centro de día y de noche. Lo que pretenden estos servicios es que la persona
    dependiente pueda permanecer donde vive y preservar en su entorno familiar unas condiciones de bienestar y seguridad.
  • Servicio de atención residencial, que sería la atención de la persona en un centro sociosanitario, bien de forma temporal (por ejemplo, para una
    convalecencia o para un periodo de descanso del cuidador no profesional) o de forma definitiva.

Hay diferentes prestaciones económicas, como son la prestación vinculada a la adquisición de un servicio, la prestación que está dirigida para cuidados en el entorno familiar y apoyo a los cuidadores que no son profesionales, y la prestación que está dirigida a una asistencia personal, es decir, para contratar unas horas a un profesional que ayude a la persona dependiente.

RdC.- Si alguna persona desea tramitar alguno de esos servicios o prestaciones de esta Ley ¿Cómo lo tendría que hacer?

MSR.- Lo primero que tendría que hacer la persona o su familiar cercano es pedir cita con el trabajador o trabajadora social de su zona en el centro de servicios sociales, bien por teléfono o acercándose personalmente al centro. Allí debe presentar una solicitud y la documentación requerida.

Posteriormente, se pondrán en contacto con la persona o con sus familiares para fijar una fecha y poder ir a valorarla. Después de esto, a la persona se le reconocerá un grado de dependencia que puede ir desde:

  • Grado 1, cuando existe una dependencia moderada.
  • Grado 2, en casos de dependencia severa.
  • Grado 3, si la persona tiene una gran dependencia y necesita un apoyo continuo de otra persona o un apoyo generalizado para su autonomía personal.

En base a esto se determinarán los servicios a los que podrá acceder la persona dependiente o las prestaciones  que podrá solicitar.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores

MANUEL

Hola, mi madre, enferma de alzheimer, vive conmigo desde hace más de dos década y tiene reconocido el máximo grado de dependencia. Acude a un Centro de día y le han concedido una asistencia domiciliaria de 30 horas al mes. Por motivos laborales -me reducen unas horas de la jornada laboral al año- necesito un certificado en el que se acredite que soy el cuidador principal. Los Servicios Sociales dicen que no tienen competencia para emitir ese certificado y la Comunidad de Madrid me dice que no pueden considerarme cuidador dado que esa figura esta habilitada para el familiar que atienda a la persona dependiente en el entorno familiar cuando no hay recursos o servicios que puedan atenderla, que no es el caso, pues como he dicho asiste a un Centro de día. Por favor, alguien me podría aportar alguna información que me ayude a resolver este problema. Gracias. Saludos