Cuidados oculares en pacientes encamados

¿Recordáis que hace unos días os hablábamos de los cuidados que necesitan los pacientes encamados? Hoy nos ocupamos más específicamente de los cuidados oculares en encamados, para ello nos hemos entrevistado con Pablo Rodrigo Martínez, enfermero en oftalmología, participante en las ediciones X y XV de los Congresos de la Sociedad Española de Enfermería Oftálmica y enfermero en un Centro de Día.

RC.- ¿Qué crees Pablo que es lo más importante a tener en cuenta para garantizar unos buenos cuidados oculares en pacientes encamados?

PR.- Realizar una buena limpieza, es una de las cosas básicas que aporta mucho confort al paciente y evita muchas complicaciones. Además conviene vigilar el estado de la conjuntiva, y sobre todo preguntar al paciente, ¿qué es lo que ve, y cómo ve?

RC.- Los pacientes encamados pueden llegar a tener síndrome de ojo rojo, ¿a qué suele deberse esto?

PR.- Muchas veces es producido por la sequedad, la humedad ambiental no es suficiente, esto ocurre sobre todo en hospitales o centros asistenciales. Si este es el caso, lo más importante es preservar la humedad del ojo, para ello se deben administrar lagrimas artificiales a demanda. Otros de los motivos del ojo rojo puede ser una conjuntivitis, bien bacteriana, bien vírica, o debido también a una mala técnica en procesos que implican manipulación ocular como aplicar colirios, poner lentillas, etc.

RC.- Ponerse un colirio parece una técnica fácil, pero gran parte de nosotros la desconocemos o no lo hacemos del modo correcto ¿Podrías recordarnos cómo se hace?

PR.- Por supuesto, paso a paso sería así:

  • Lavarse las manos.
  • Bajar el parpado inferior.
  • Administrar el colirio en el saco conjuntival.
  • Soltar el parpado inferior.
  • Presionar sobre la vía lagrimal (borde interno del ojo) para que el colirio esté el máximo tiempo posible en contacto con la conjuntiva, tenga mejor y mayor absorción y no pase al torrente sanguíneo.
  • Esta misma técnica se repetiría en el otro ojo si también es necesario.
  • Se vuelven a lavar las manos.
  • Y para secar cada ojo se debería usar una gasa diferente y limpia.

RC.- Llevas muchos años trabajando en oftalmología, ¿qué malos hábitos tenemos a la hora de cuidar nuestros ojos?

PR.- Los lavados con manzanilla; la manzanilla no está estéril ni limpia, por lo que a veces provoca infecciones, pese a que el suero fisiológico puede resecar el ojo, es una alternativa mucho mejor.

La aplicación de pomadas oculares tiende a confusión; hemos visto gente que se la aplica fuera del ojo, en pestañas, bordes externos o internos, por lo que no hacen ningún efecto.

Cuidador, seguro que después de leer a Pablo miras más a los ojos de la persona de la que te ocupas y de paso te los cuidas tú más, ¿cierto? Cuéntanoslo, ya sabes que nos gusta que compartas tus experiencias con nosotros.

Rafael

Muchas gracias por tan valiosa información ,me sirve de gran ayuda desconocía párate de la información. Gracias