Musicoterapia y otras técnicas de relajación para cuidadores

El tiempo siempre es oro, pero a la hora de hablar de cuidadores y cuidados es oro, plata y platino. Trabajo, atenciones a nuestros seres queridos, mantener la casa limpia y ordenada… encontrar tiempo para el ocio y para uno mismo es una fuente de estrés en vez de un placer.

Si te encuentras en esta situación es importante dedicar tiempo al ocio que, además de ayudarte a gestionar el tiempo correctamente para disponer de momentos propio, resulta la actividad perfecta para que puedas desconectar a la par que mantienes los cuidados y proporcionas ese momento de relajación necesario en el día a día también a la persona dependiente.

Por ello, os presentamos varias técnicas de relajación para cuidadores que practicar en aquellos momentos que dispongamos para nosotros mismos o durante la labor cuidadora.

Técnica de relajación para cuidadores:musicoterapia

La música tiene unos efectos altamente positivos para las personas, y además puede servirnos como ejercicio para la memoria y para crear bienestar en la persona a la que cuidamos.

El poder de la música reside en que transmite poderosamente una amplia gama de sensaciones que podemos variar a nuestro antojo según la melodía. Así, pondremos música de tonos relajantes para crear un efecto de calma y tranquilidad o una música energizante si queremos ejercitarnos o iniciar una actividad de la que se requiera estimulación sensorial.

La música también es una potente herramienta evocadora, que ejercita la memoria y la actividad cerebral, muy necesaria a edades avanzadas o en estado de demencias seniles. Así, si acudimos a canciones o melodías con las que nuestro ser querido pueda relacionar un momento o estado, no sólo le estaremos transmitiendo confort, sino que estaremos trabajando sus habilidades cognitivas.

Técnica de relajación para cuidadores: yoga y pilates

Lo bueno de la musicoterapia además de las bondades descritas, es que se puede aplicar mientras la combinamos con otras prácticas de ocio saludables , como lo son el yoga o pilates.

Las principales ventajas de estos ejercicios de meditación y relajación es que trabajamos a la par cuerpo y mente. Así, el yoga, pilates, tai chi… nos sirven para desentumecer el cuerpo tras horas y horas de trabajo sin apenas tenernos que mover de nuestro espacio donde realizamos los cuidados, y al ser ejercicios que no requieren habilidades especiales y resultar graduables a la capacidad física de cada uno, podemos practicarlos junto a nuestro ser querido.

Claves y otras técnicas de relajación para cuidadores

En definitiva, a la hora de buscar aquel ejercicio o actividad que nos sirva para desconectar y relajarnos, sin por ello tener que despistar nuestra labor cuidadora, reside en que busquemos la actividad que pueda resultar inclusiva, y aquella que mejor nos funcione acorde a nuestras capacidades y a nuestras necesidades.

Así, no tenemos por qué “obligarnos” a mantenernos en calma si no nos funciona ni alcanzamos el estado óptimo de desconexión escuchando música o practicando yoga: el espectro de actividades para desconectar del estrés del día a día es amplio y va desde las pasivas como las manualidades, el dibujo (habéis probado colorear mandalas), la lectura o los pasatiempos, a las activas como la gimnasia o los videojuegos familiares.

Os dejamos con un vídeo realizado por el Imserso en el que se describen ejercicios de relajación para el cuidador también útiles para la persona dependiente, para que tengáis una primera herramienta con la que descubrir si os resultan adecuadas las técnicas de relajación pasivas o necesitáis un poco más de estimulación para la desconexión.

Y tu cuidador, ¿qué actividades te ayudan a desconectar en tu día a día?, ¿qué te parece la musicoterapia?, ¿tienes alguna canción que te evoque buenos recuerdos?

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores