Protección de la piel madura: consejos y recomendaciones

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y, aunque solemos asociarla con la estética, tiene importantes funciones en el mantenimiento de la salud. La piel actúa como barrera frente a los patógenos y frente a agentes ambientales que pueden afectar a la salud (como la radiación ultravioleta o agentes químicos), actúa en la síntesis de la vitamina D, percibe los estímulos que pueden ser dañinos (como el dolor o la presión) y ayuda a regular la temperatura corporal.Por eso, proteger la salud de la piel es proteger la salud en general.

Debemos tener en cuenta los cambios que suceden con la edad, las patologías crónicas y la pérdida de movilidad para brindar unos cuidados preventivos adecuados a las necesidades de los ancianos y personas dependientes.

Recomendaciones para proteger la salud de la piel anciana

La piel madura es frágil y propensa a las alteraciones. Debemos tener especial cuidado ante la aparición de pequeñas lesiones porque, en un anciano, pueden llegar a tener graves consecuencias.

Presta especial atención a:

  • La exposición solar. Los ancianos son muy susceptibles a las quemaduras solares, así que habrá que evitar tomar el sol en las horas centrales del día y llevar una adecuada protección solar en caso de salir al exterior. No olvides proteger la zona de la nariz, las manos, los labios y el cogote.
  • La ropa y el calzado. Evitar cualquier prenda que produzca roces, erosiones o marcas en la piel, ya que estas pequeñas lesiones pueden desarrollarse de forma grave en la piel anciana. Además, es preferible que la ropa que visten los ancianos sea de tejidos naturales no irritantes, como el algodón. Por el contrario, debemos evitar la lana, el poliéster o el nylon. Asimismo, la ropa de cama debe estar bien tensada, ya que las arrugas en sábanas y mantas son otro de los motivos habituales de roces y marcas en la piel.
  • El cuero cabelludo. En caso de pérdida abundante de masa capilar o calvicie total, la cabeza siempre deberá ir protegida para prevenir las quemaduras solares en verano y el enfriamiento en invierno. Utilizaremos una gorra, sombrero, pañuelo, etc, según los gustos de la persona, ya que lo principal es que se sienta a gusto llevándolo para que se convierta en parte de su rutina.
  • Las zonas que quedan cubiertas por pañales o absorbentes. Es conveniente utilizar cremas protectoras específicas para estas zonas, pregunta en tu farmacia por las más adecuadas para pieles maduras.

Protección frente a las úlceras

Diariamente debemos llevar a cabo ciertas rutinas que nos ayudarán en la protección de la piel madura y sensible, especialmente en lo que a prevención de las úlceras se refiere.

  • Cambios de postura. Es importante evitar que las personas con movilidad reducida pasen demasiado tiempo en la misma postura, por lo que se las debería cambiar de posición al menos una vez cada dos horas.
  • Al menos una vez al día, inspeccionar la piel en busca de deterioro, edemas, rojeces, pequeñas heridas o llagas. Presta especial cuidado a las zonas de roce, los pliegues y entre los dedos.
  • En las zonas donde se detecte mayor riesgo de roces o ulceración, es conveniente aplicar aceites ricos en ácidos grasos. Se trata de compuestos que favorecen la cicatrización y aumentan la resistencia de la piel. Consulta con tu enfermera o farmacéutico cuáles son los más indicados en vuestro caso.
  • Hidratación de la piel seca y agrietada. La sequedad de la piel favorece la aparición de grietas y descamaciones que pueden irritarse e, incluso, infectarse. Además, la sequedad produce picor, y el rascado excesivo es una de las causas de heridas en personas mayores o con demencias.

¿Quieres saber más sobre los cuidados de la piel madura? Accede a nuestros siguientes artículos:

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Aplicas ya estas u otras recomendaciones en la protección de la piel de tu ser querido dependiente? ¡Escríbenos un comentario y comparte tu experiencia!

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.