Las 6 actitudes positivas que debe tener el cuidador

Hoy desde el Rincón del Cuidador® queremos ofrecerte algunas herramientas que te ayuden a hacer de tu labor de cuidador/a una experiencia única. Cuando te conviertes en cuidador, es muy habitual pasar por diferentes etapas…

Hoy desde el Rincón del Cuidador® queremos ofrecerte algunas herramientas que te ayuden a hacer de tu labor de cuidador/a una experiencia única.

Cuando te conviertes en cuidador, es muy habitual pasar por diferentes etapas emocionales:

1ª etapa.- Entusiasmo. Es la primera fase del cuidado: estás muy motivado para cuidar de la persona dependiente.

2ª etapa.- Estancamiento. Aparecen los primeros signos de cansancio, tanto físico como psicológico. Puedes sentirte enfadado, triste, impaciente, etc.

3ª etapa.- Frustración. Es la fase culminante que puede indicar que has entrado en un círculo vicioso. Puedes percibir tu actividad de cuidador como una carga que te aporta poca satisfacción.

Es muy importante que sepas en qué etapa estás.

Para seguir disfrutando de tu experiencia como cuidador, toma nota de estos consejos e intenta aplicar medidas en tus actividades diarias como cuidador. Ya sabes que el éxito y tu bienestar dependen de la actitud con la que te enfrentas a las diferentes situaciones.

1.- Se curioso/a, infórmate. Tener información de la enfermedad de la persona dependiente es vital para que entiendas y sepas cómo gestionar la situación. Tu medico y farmacéutico pueden ayudarte, no dudes en consultarles. Recuerda, también nosotros estamos aquí para ayudarte. El Rincón del Cuidador® es un espacio diseñado para escucharte y asesorarte, así que no dudes en preguntarnos.

2.- Organízate, planifica. Aprende a diferenciar lo urgente de lo prioritario. Consulta este artículo que comparte una trabajadora social sobre la importancia de una buena gestión del tiempo.

3.- Equilibra tus emociones. ¿Te has parado a escucharte? Algunas de las emociones que pueden invadirte de vez en cuando tienen su significado:

  • La tristeza está diseñada para que entiendas que necesitas decirle adiós a alguna situación.
  • La rabia te habla de tu necesidad de poner límites.
  • El miedo está concebido para que te pares, analices la situación y reacciones de la manera adecuada.

4.- Cuídate a nivel físico

  • Sigue una alimentación equilibrada, no te saltes comidas, ten una dieta variada.
  • Haz ejercicio. Con media hora al día conseguirás sentirte bien.
  • Asegúrate de descansar y dormir bien para reponer fuerzas.
  • Tómate tiempo para ti.

5.- Manten una vida social. No pierdas tus relaciones sociales significativas, ya que son aquellas que te proporcionan:

  • Diversión y entretenimiento.
  • Intimidad, empatía y comprensión.
  • Apoyo emocional y desahogo de tensión.

6.- Disfruta y vive cada momento. ¿Recuerdas lo que nos decía Juana, la cuidadora a la que entrevistamos hace unos días? “Cada momento que tengo con mi madre lo vivo como un regalo”. Tu familiar no estará mañana del mismo modo que está hoy, cada instante es un regalo, vívelo así.

¿Y tú? ¿Cómo te cuidas cada día? Cuéntanoslo.

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.