Entrevista a Macarena Gálvez

El arte de humanizar los cuidados

Macarena trabaja como Psicóloga, especializada en Psicología de la Salud y Salud Laboral. Es experta en la atención y soporte a profesionales de la salud. Investigadora, docente, autora de diversos artículos y manuales de buenas prácticas, miembro del Proyecto HUCI. Y sobre todo Macarena es una persona que trabaja para las personas.

 

RdC.- Cuéntanos Macarena, ¿cómo o de dónde nace esta necesidad de introducir una H (en grande y en mayúsculas) para humanizar la asistencia sanitaria?

MG.- Los avances científicos y técnicos de nuestra sanidad son cada vez mayores. Crece la posibilidad de tratar e incluso de sobrevivir a determinadas enfermedades. que hace unos años eran una sentencia de muerte casi segura. Sin embargo, esa creciente especialización en ocasiones, ha invadido el espacio de la atención a la persona facilitando que se pierda la visión global del individuo. De este modo, se centra la atención en la técnica y no en la persona que la recibe. Cuando hablamos de introducir esa H mayúscula que mencionas, nos referimos a no perder esa visión global. Y eso supone buscar una sanidad “centrada en la persona”. Es decir, en todas las partes implicadas: paciente, familia y profesionales.

 

RdC.- ¿Qué es HUCI?

MG.- El Proyecto HUCI surge en el año 2014 de la mano del Dr. Gabriel Heras, médico intensivista.  El cuál propuso llevar a la práctica cotidiana de una unidad de cuidados intensivos líneas de humanización (por eso se añade la H a las siglas de UCI). Se trata de una unidad que es el corazón tecnológico del hospital. Donde los pacientes en muchas ocasiones se mantienen conectados a máquinas que sustituyen el funcionamiento de sus órganos. En ocasiones no pueden comunicarse debido a su condición física o tratamiento requerido y donde la familia (en muchas UCI) solo puede pasar a verle unos minutos al día.

 

RdC.- Cuéntanos más de HUCI y de esa #benditalocura tan contagiosa

MG.- Desde el Proyecto HUCI buscamos demostrar, mediante la investigación científica y la aplicación práctica, que estar junto a tus familiares en esos momentos es la mejor medicina.

Acciones como: facilitar la comunicación del paciente, hacer que su familia colabore en los cuidados. Permitir que entre en la UCI la música, acompañar en el proceso final de la vida, cuidar el espacio físico de los boxes y salas de espera y atender emocionalmente a paciente, familia y profesionales, forma parte de cuidar la salud. Además, influye en la evolución del paciente y permite una mejor calidad asistencial. El proyecto plantea 7 líneas concretas de actuación que pueden consultarse en nuestra web. Que el Dr. Gabriel Heras definió como “bendita locura” y que se está extendiendo a otros servicios y unidades.

 

RdC.- Tan potente ha sido el contagio en humanidad, que habéis creado una línea formativa,  desde cursos hasta un Máster en Humanización de la Asistencia Sanitaria: Pacientes, Familia y Profesionales. Danos pistas de qué pueden aprenden vuestros alumnos.

MG.- Pensamos que es esencial no dejar de aprender nunca. Tenemos unos profesionales sanitarios magníficos; la formación científica y técnica de los médicos, enfermeras, psicólogos, fisioterapeutas y personal sanitario en general es muy buena en nuestro país. Aún y así, necesitamos seguir formándonos en otro tipo de competencias psicosociales e incluso de autocuidado. Los cursos a personal sanitario están dirigidos con este objetivo desde la formación continuada. Con el Master -Universidad de Barcelona- buscamos una capacitación para el reconocer aspectos claves en una atención humanizada. Centrada en el paciente, la familia y los profesionales. De forma que nuestros alumnos tengan las habilidades prácticas necesarias para integrar esas estrategias de humanización en su práctica clínica. En la gestión de la sanidad y en la investigación en salud.

 

Si te ha gustado leer esta primera parte, no puedes perderte la segunda parte de la entrevista. Con Macarena en la que nos dará pautas para cuidar a domicilio.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores