El Rincón del Cuidador en tu Farmacia

Cuando te conviertes en cuidador, el farmacéutico puede convertirse en un gran aliado y servirte de guía a la hora de responder tus dudas . El farmacéutico y su equipo te aconsejarán y te recomendarán la solución que más se adapte a las necesidades de tu familiar. Busca una farmacia experta en el cuidado de la Gente Mayor.

En qué aspectos te puede aconsejar y guiar tu farmacéutico:

1. Cuidado, higiene y protección específica de la piel

La piel de nuestros mayores es muy sensible y, sobre todo en el caso de una persona dependiente, pueden producirse irritaciones o heridas debido a la falta de movimiento, al uso de  absorbentes de incontinencia, etc. Si hablas con tu farmacéutico y le explicas las  necesidades de tu familiar dependiente, podrá recomendarte jabones especiales que no irriten su piel, apósitos y protectores para utilizar en las zonas afectadas, cremas protectoras, entre otros productos.

2.  Solución para pérdidas de orina

Con la edad, es frecuente que uno padezca pérdidas involuntarias de orina (incontinencia). Pueden ser desde pequeñas pérdidas hasta pérdidas más importantes y frecuentes. Si tu familiar dependiente sufre de incontinencia, tu farmacéutico te podrá ayudar y recomendar la solución que mejor se adapte a su necesidad, en función de las cantidades y frecuencias de sus pérdidas, así como de su estado cognitivo y movilidad. No hay una sola solución, sino que existen varias, para así ajustarse mejor a cada caso.

3. Control de la Hipertensión/Diabetes

Tanto la Hipertensión como la Diabetes son patologías que tienen una elevada prevalencia en la gente mayor. Se trata deenfermedades crónicas sobre las cuales, como cuidadores, debemos llevar un control continuoy aprender a administrar correctamente sus tratamientos.

En el caso de la Hipertensión por ejemplo, es importante realizar seguimiento de la presión arterial de tu familiar para asegurarte de que esté bien controlada. Si no dispones de un tensiómetro en casa para hacerlo, puedes acudir a unafarmacia que  disponga de servicio de toma de presión arterial.

Los farmacéuticos comunitarios, además, conocen exactamente qué tipo de dieta tiene que llevar un hipertenso o un diabético y te podrán recomendar rutinas y alimentos saludables que  ayudarán a mejorar la patología de la persona a la que cuidas.

4. Alimentación

Es muy importante seguir una alimentación equilibrada , en particular para la gente de tercera edad. Con la edad, nuestro sistema digestivo se vuelve más delicado y nos cuesta digerir más los alimentos. En este sentido, tu farmacéutico te apoyará y aconsejará sobre qué alimentos debes potenciar en la dieta de la persona a la que cuidas, qué es lo que más le conviene y qué no, en función de sus necesidades, como por ejemplo qué hacer si padece estreñimiento, etc. Para las típicas cosas que te preocupan pero que no son tan importantes como para llamar al médico, el farmacéutico es la persona ideal a la que puedes recurrir.

5. Control de la medicación

Nuestras personas mayores suelen tomar  varios medicamentos prescritos por el médico: algunos que deben tomar cada día, y otros solo para casos puntuales. Además de estos, tenemos que añadir los que adquirimos sin receta médica y que tendemos a utilizar más de lo necesario. En cualquier caso, es  importante no dar ninguna medicación sin recomendación profesional, siempre es mejor preguntar antes. El farmacéutico te podrá aconsejarte sobre qué medicamente sin receta utilizar, teniendo en cuenta las posibles interacciones con la medicación habitual de tu familiar..

Estas son solo algunas de las áreas en las que tu farmacéutico te puede aconsejar. Te animamos a qué hables con él de tus dudas relacionadas con el cuidado de tu mayor.

¿Sueles hablar con tu farmacéutico de estos temas? ¿Has asistido alguna vez en una charla para cuidadores en una farmacia? Comparte tu experiencia con otros cuidadores.