Fluir elimina el miedo al fracaso

Flow

¿Alguna vez has estado tan concentrado y apasionado con lo que hacías que no has visto pasar el tiempo? ¿Estabas disfrutando tanto de la actividad que hacías, que lo último en lo que pensabas era en qué resultado obtendrías? ¿Te parecía que tu actividad era lo más divertido y apasionado que podías estar haciendo?

Si has contestado que sí, enhorabuena; sabes fluir o vivir en estado de flow.

Este término fue desarrollado por Mihaly Csikszentmihalyi y se conoce como el estado mental en el que una persona está completamente absorta en una actividad, con el único objetivo del placer y la satisfacción de realizar dicha actividad.

Fluir une acción y pensamiento, elimina el miedo al fracaso y hace que disfrutemos.

El estado de flow suele aparecer cuando las capacidades y habilidades con las que contamos están en equilibrio con los retos y desafíos que presenta la actividad que estamos realizando. Se caracteriza porque estamos implicados totalmente en una tarea, nos permite además tener un elevado nivel de concentración, nos provoca una sensación placentera, nos conecta con nuestro presente y todo nuestro ser está concentrado en la tarea a realizar, llevando nuestras capacidades y destrezas al máximo.

El flow puede tener muchos beneficios a nivel físico y psicológico. Según la psicología positiva, corriente a la que pertenece el flow, saber fluir puede:

  • Distorsionar nuestra percepción del tiempo.
  • Unir la acción y el pensamiento.
  • Disminuir la autoconciencia
  • Eliminar el miedo al fracaso.
  • Vencer la apatía.

Y después de leer todo esto, te estarás preguntando cómo se llega al flow.

Hará falta que te entrenes en:

  • Concentrarte al máximo en las actividades que realizas en tu día a día. Sólo existe un momento para ser vivido y es este.
  • Fijarte metas realistas -recuerda que para que se produzca el flow hay un equilibrio entre tus habilidades y los desafíos a los que te expones-.
  • Haz de la actividad que realizas un juego y disfrútala.

Y para despedirnos queremos decirte que los redactores del Rincón del Cuidador® hemos fluido mientras escribíamos esto, y tú lector, ¿has fluido mientas nos leías? Cuéntanos cómo y cuándo fluyes.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores