Héroe día a día

Los cuidadores: protagonistas y héroes del día a día

Hace algo más de un mes arrancamos con la campaña “Héroe del día a día”, y a través de nuestro blog y de nuestra página de facebook hemos ido recibiendo testimonios, fragmentos y retazos de las vidas de los cuidadores que no seguís y leéis desde hace más de dos años.

Queremos agradeceros de todo corazón el tiempo que nos habéis dedicado, la confianza con la que habéis compartido vivencias, experiencias, anhelos y temores, así como las palabras, hondas, bonitas y llenas de esperanza que han hecho que la campaña “héroe del día a día” tenga nombres propios. A continuación algunos de ellos:

Queremos agradecer a Tamara, por compartir un fragmento de una conversación íntima y robada al sueño:

-Abuelita, te quiero mucho, mucho. ¡De aquí al cielo y más allá!
-Hija, yo creo que más allá del cielo no se puede ir. Será que me quieres de ida y vuelta.
-Pues sí, abuelita, ¡será eso! ¿Y tú? ¿Me quieres?
-Claro que te quiero, hija.

A Maria Lina, por las carreras y las lágrimas compartidas para escapar del Alzheimer. A Anjelika Orti por recordarnos la vulnerabilidad de nuestros mayores y animarnos a seguir luchando por ellos, a Maria José por hacernos entender que a veces una demencia se lleva la luz de los ojos de nuestros seres queridos, pero el amor de la familia puede hacerlos volver a brillar de nuevo, y citamos textualmente a esta lectora:

-“El Alzheimer se ha llevado la luz de sus ojos, pero cuando vio a la niña un brillo de alegría los iluminó y una sonrisa se instaló en su boca unos minutos”

A Vicente, por ampliar universos y establecer puntos de encuentro. A los cuidadores profesionales que nos han escrito como Rosalía López Martínez, por ayudarnos a entender que se recibe más de lo que se da. A Fernando Garcia Huertas, por hacer del Rincón del Cuidador un espacio de encuentro. A Merche Perez, por el vuelo de la paloma blanca. A Fernando por sus palabras:

– “Mi recuerdo es de mi infancia, mi padre trabajaba en una residencia pública de Espinardo como auxiliar […]de ahí mi vocación por los mayores, llevo 15 años trabajando con ellos”

Y a todos los que habéis querido compartir con el Rincón del Cuidador y con otros lectores y cuidadores vuestro trabajo de héroes cotidianos.

Nosotros seguimos trabajando y haciendo de tú Rincón un espacio de encuentro y de confianza, escuchando las historias que han dado forma a tu vida. Gracias por estar y humanizar el otro lado de la pantalla y no te olvides que tú eres nuestro héroe del día a día y El Rincón tu altavoz con el que seguir promoviendo una labor que no tiene precio. Una vez más y las que hagan falta: ¡gracias cuidador!