NURIA ADEVA nos enseña cómo

Vivir a las personas

Hay personas que guardan brillo, pasión, esperanza y sabiduría en su mirada, que se atreven a encarar desafíos, que aprenden de ellos y que hacen de maestros de los demás.

Nuria Adeva Dorado es una de esas personas. Hoy en el Rincón del Cuidador, te la acercamos para que conozcas qué hace Nuria y cómo lo hace.

RC.- Nuria, has jugado profesionalmente el tenis, ahora trabajas como entrenadora, y hace cinco años -cuando a tu hijo Javier le diagnosticaron una enfermedad neurodegenerativa- empezaste a cuidar de él; la vida de Javier y la tuya cambiaron. ¿Qué les dirías a otros cuidadores que están sintiendo que sus vida cambian?

NA.- Que el cambio forma parte del proceso de estar vivo, nos puede pasar a todos y que no es nada dramático. Les invitaría a que aprendan todo lo que puedan de la persona de la que cuidan, puesto que tienen mucho que enseñarnos.

RC.- ¿Cuéntanos que te enseña a ti tu hijo Javier cada día?

NA.- Me enseña que es lo importante realmente en la vida, me ayuda a tomar perspectiva, a reubicarme, y sobre todo me ha enseñado “qué es vivir a una persona y qué es estar con una persona”

RC.- Vivir a o estar con… Suena bien ¿Podrías explicarnos esto con más detalle?

NA.- Creo que se reduce a saber si vivimos la vida o estamos en la vida. Yo vivo con mi hijo, intento compartir el máximo de cosas con él. He adaptado mi casa, mi ocio, mi tiempo y mi trabajo para vivirlo y compartirlo con él. Vamos juntos de vacaciones, al teatro, hacemos deporte… Vivir a otro ser humano es compartir sus circunstancias vitales, hay circunstancias que son más cómodas que otras, eso no se puede cambiar, lo que si que podemos cambiar es como encaramos nosotros esas circunstancias. Podría haber elegido sólo estar con él, pero entonces me estaría perdiendo muchas cosas y muchos aprendizajes.

RC.- Aprendizajes que han sido tan valiosos y numerosos que has creado “Raquetas de colores” ¿Cuéntanos qué es este proyecto?

NA.- Raquetas de colores pretende hacer que seamos capaces de crecer en valores, de darnos cuenta de que una persona con necesidades especiales es un ser humano excepcional, con tanto que aportar y compartir que sería una pena que todo eso se quedará en el tintero. Así que utilizando el tenis como herramienta queremos hacer del deporte un espacio donde todos aprendamos de todos.

¿Te ha gustado conocer a Nuria? ¿Quieres saber algo más sobre ella? Aquí te dejamos este post de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou para que la conozcas más a fondo.