Aceptando la incontinencia

¿Sabías que la incontinencia urinaria es una afección presente en más de 6,5 millones de personas en nuestro país? Si nuestro ser querido a nuestro cargo forma parte de este alto porcentaje, es muy importante…

¿Sabías que la incontinencia urinaria es una afección presente en más de 6,5 millones de personas en nuestro país?

Si nuestro ser querido a nuestro cargo forma parte de este alto porcentaje, es muy importante tanto para su salud física como psicológica, que antes que nada entienda que se trata de una respuesta fisiológica común a medida que avanzamos en edad, y que por tanto, no debe causarle ni vergüenza ni ningún tipo de inconveniente que no se pueda tratar correctamente.

No obstante, como cualquier otra afección repentina a la que no estamos del todo acostumbrados, también es importante que nosotros como cuidadores, comprendamos que la persona mayor necesita previamente un periodo de aceptación de la incontinencia que requiere tiempo y paciencia. Este periodo comprende las siguientes fases:

Las 5 fases de aceptación de la incontinencia

Fase 1: fase previa donde la incontinencia es aún un tema tabú, totalmente a evitar en cualquier conversación y/o situación.

Fase 2: fase en la que se comienza a asumir la situación, aunque encarándola con confrontación y creándose inseguridad y malestar ante ella.

Fase 3: fase de defensa y negación nuevamente del problema. Esta fase es donde debemos comenzar a trabajar con la persona mayor y hacerle comprender de la naturalidad de su nueva situación, ofrecerle información y ayudándole a gestionar el problema con soluciones y medidas de prevención eficaces.

Fase 4: si la fase de defensa se ha gestionado correctamente, esta es la fase en la cual la persona mayor entiende la situación y busca soluciones para la incontinencia conjuntamente con el cuidador, farmacéutico y médico de cabecera para gestionar las pérdidas de orina y volver a ganar seguridad y confianza en ti mismo.

Fase 5: la última fase es la fase de aceptación, donde el paciente ha comprendido en su totalidad que la incontinencia es una respuesta natural de su cuerpo de la que no debe avergonzarse. Es muy importante que en las dos fases previas a este estado, le hayan indicado el tipo de incontinencia que padece para así encontrar los productos adecuados que se adapten a sus necesidades concretas, proporcionándole toda la seguridad que necesite.

aceptando_incontinencia

Y tú, cuidador, ¿has tenido que enfrentarte a la gestión de la aceptación de la incontinencia por parte de tu ser querido?

Recuerda que no estás en absoluto solo en esta tarea y que tanto tu médico, como tu farmacéutico de confianza pueden ayudarte en todo lo que necesites para la aceptación plena de esta afección. También puedes consultar en nuestros foros cómo otras personas en tu misma situación lo afrontan con total naturalidad.

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.