Necesidades de atención de las familias con personas dependientes

Necesidades de atención de las familias con personas dependientes

La atención a la dependencia desde un punto sanitario y emocional comenzó centrándose en las necesidades de la persona individual. Sin embargo, con el tiempo se ha ido comprendiendo que la dependencia es un estado que afecta a la familia como unidad, ya que todos los miembros ven modificados de una forma u otra su rutina y expectativas. Aunque solo una persona padece la dependencia, toda la familia debe convivir con ella, incluyendo en ocasiones también a personas de fuera del entorno del hogar.

Desde la psicología se ha estudiado cómo afecta la dependencia a las familias que conviven con ella, con el objetivo de poder prestar una mejor atención emocional a sus necesidades. Hablamos de los aspectos que generan necesidades familiares a causa de una situación de dependencia y cómo pueden gestionarse.

La carga de cuidados

Se refiere a la implicación física y mental que requiere el cuidado de una persona dependiente. Este concepto es importante porque a partir de él se puede analizar sobre quién recae esta carga: ¿recae sobre una única persona? ¿Se reparte entre varias? ¿Tienen estas personas algún tipo de ayuda externa o institucional? Se ha descrito cómo la carga de cuidados, cuando recae sobre una o dos personas únicamente y no existen otros apoyos, puede conllevar un gran estrés que llegue a amenazar la salud física y mental. Por eso, el análisis de la carga de cuidados es importante para determinar si el cuidador o cuidadores principales corren algún riesgo para su salud, y cómo la sociedad puede ayudarles para repartir mejor esta carga.

La carga de cuidados nunca debería recaer sobre una única persona. Si no pueden implicarse en ello varios familiares que asuman colectivamente la responsabilidad, es conveniente consultar con los servicios sociales la posibilidad de acceder a ayudas externas en forma de cuidadores profesionales a tiempo parcial, o bien acceso a residencias o centros de día.

Los recursos y el contexto familiar

Cuidar de alguien no es una sola tarea, sino un conjunto de tareas interrelacionadas entre sí que se dan en momentos, lugares y situaciones distintas. Analizar quién, qué, cómo y dónde realiza los cuidados es importante para determinar qué ayudas son necesarias. Por ejemplo, no necesitará las mismas ayudas una familia en una vivienda unifamiliar adaptada que un anciano que viva con un hijo en una vivienda no adaptada.

Asimismo, las posibilidades económicas de cada familia determinarán en gran medida su capacidad para acceder a ayudas externas, adaptaciones del hogar y otras herramientas que faciliten el cuidado y reduzcan la carga. Del mismo modo, cada familia cuenta con una red de apoyo social y familiar distinta.

La intervención por parte de los profesionales sociales tendrá en cuenta estos factores para otorgar las ayudas necesarias, que pueden ser económicas y/o de recursos, según el caso.

La relación entre el cuidador y su familiar dependiente

La dinámica entre cuidador y dependiente se construye sobre la base de la relación previa. La relación previa, las normas culturales y las expectativas de ambas personas interactúan entre sí para crear una dinámica de cuidado que puede fluir sin problemas o bien convertirse en una fuente de estrés. Conocer estos factores es esencial para detectar y tratar a tiempo los puntos de fricción en los que puede desencadenarse la crisis.

Hay tres tipos de variables que entran en juego ante una situación de cuidado:

  • El contexto de cuidado: las exigencias de cuidado, la percepción de estas demandas por parte del cuidador y la valoración del cuidador de las demandas como fuente de estrés.
  • La capacidad de mediación: las estrategias de afrontamiento emocional del cuidador, así como el apoyo emocional por parte del entorno con el que cuenta.
  • Las consecuencias físicas y emocionales de las demandas de cuidado.

El análisis de estas variables puede ayudar a un profesional a enfocar mejor las necesidades que genera el cuidado en cada familia para poder dar una mejor respuesta. Por eso, ante los problemas de estrés, carga mental y ansiedad generados por la relación entre el cuidador y su familiar dependiente, lo más adecuado será buscar ayuda psicológica especializada que pueda detectar el origen del problema y tratarlo.

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.