Prestaciones económicas de la Ley de Dependencia

Como respuesta al envejecimiento y aumento de la población dependiente, el año 2007 entró en vigor la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, más conocida…

Como respuesta al envejecimiento y aumento de la población dependiente, el año 2007 entró en vigor la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia, más conocida como “Ley de Dependencia”.

Se entiende que una persona dependiente, ya sea por enfermedad, accidente o envejecimiento, cuenta con una incapacidad funcional a la hora de llevar a cabo las actividades de su vida cotidiana, precisando de asistencia para poder llevarlas a cabo.

Como ya comentábamos, esta ley se desarrolla en un contexto social en el que existen 2 millones de personas dependientes en España de un total de 46 millones de habitantes, lo que supone un 4,35% del total de la población española (datos del 2008).

“Un 4,35% total de la población española es dependiente”

Contenido de la Ley de Dependencia

Esta Ley crea el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), un conjunto de servicios y prestaciones económicas destinadas a la atención y protección de personas dependientes. Gracias a este sistema se garantiza la atención a la dependencia por parte de los Servicios Sociales Públicos.

Además, la Ley de Dependencia supone la configuración de un nuevo derecho de la ciudadanía; el del acceso a la atención de la dependencia en condiciones de igualdad. Se trata de un derecho estrechamente vinculado con el concepto de dignidad que comentábamos en el post anterior.

Esta Ley ampara tanto a las personas dependientes como a sus familiares y cuidadores, permitiendo que puedan acudir a los Servicios Sociales para pedir una evaluación de su nivel de dependencia y así recibir un Programa Individual de Atención.

Así, la ley establece 3 tipologías de dependencia en función de su grado o nivel:

  • Dependencia moderada: Se refiere a las personas que necesitan asistencia puntual o intermitente para realizar sus labores cotidianas.
  • Dependencia severa: Se trata de las personas que precisan de ayuda para el desempeño de su vida cotidiana entre 2 y 3 veces al día o de forma extensiva y que, sin embargo, no desean la ayuda constante de un cuidador.
  • Gran dependencia: Este es el grado más avanzado de dependencia y suelen ser tratados de forma preferente. Engloba a todas aquellas personas que sufren una pérdida total de su autonomía física, mental y sensorial, precisando de la ayuda constante de un cuidador.

En el Rincón del Cuidador disponemos de un cuestionario para determinar el grado de dependencia de cada caso tras responder una serie de preguntas sobre la situación de la persona dependiente.


El test de Zarit, una herramienta ideal para medir la sobrecarga del cuidador

Suscríbete y te enviaremos una plantilla para realizar el test de Zarit

Puede cambiar de opinión en cualquier momento haciendo clic en el enlace desuscribir que hay en el pie de página de cualquier correo electrónico que reciba de nuestra parte, o poniéndose en contacto con nosotros al [email protected] Trataremos su información con respeto. Para obtener más información acerca de nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web. Al hacer clic a continuación, acepta que podamos procesar su información de acuerdo con estos términos.


¿Qué servicios contempla la Ley de Dependencia?

La Ley de Dependencia define una serie de servicios a los que pueden acceder las personas dependientes. Por un lado se ofrecen servicios de prevención de la dependencia y promoción de la autonomía, siendo programas preventivos y de rehabilitación desempeñados entre los servicios sociales y sanitarios.

Además, los servicios de teleasistencia atienden a los beneficiarios de este programa de forma instantánea e urgente. Esto posibilita que los dependientes permanezcan en sus viviendas, enfrentando los problemas de seguridad y aislamiento que pueden derivar de ello.

Pero además de esta asistencia remota los servicios de ayuda a domicilio adquieren una importancia crucial. Atendiendo a las necesidades diarias del dependiente en su propia vivienda, desde cuidados del hogar hasta cuidados personales.

Cuando estos servicios se prestan fuera del domicilio los Centros de Día y de Noche cumplen con esta función a la vez que velan por el mayor grado posible de autonomía personal. En los casos en los que se precisa de una atención total y constante se recurre a los Servicios de Atención Residencial, ya sea en centros públicos o centros privados acreditados.

¿Qué prestaciones económicas contempla la Ley de Dependencia?

Además, la Ley de Dependencia también presta distintas ayudas económicas para afrontar los gastos derivados de la dependencia. Existe la prestación económica vinculada al servicio para los casos en los que no se pueda acceder a un servicio público de cuidados. Con este subsidio se permite el acceso a este tipo de servicios en el sector privado.

En los casos en los que el cuidador de la persona dependiente sea un familiar (hasta de tercer grado) y lleve desempeñando estas labores durante más de un año antes de la solicitud, se concede la ayuda para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales.

Por último, se ofrece una prestación económica de asistencia personal con el objetivo de posibilitar la contratación de un cuidador durante una cantidad de horas diarias estipulada, tratando de fomentar así la autonomía del beneficiario.

En el Portal de la Dependencia del Gobierno de España podrás encontrar más información. Asimismo, si crees que la persona de la que cuidas puede beneficiarse de estas ayudas, clicando aquí encontrarás la tramitación a realizar para solicitar la situación de dependencia.

¿Y tú cómo cuidador has acudido ya a estos servicios o solicitado estas ayudas? ¿Cómo ha sido tu experiencia? ¡Compártela con nosotros!

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.