¿Cómo ser un buen cuidador?

El cuidador se encarga de cuidar a una persona mayor dependiente, para que pueda desenvolverse en su vida diaria, ayudándole a superar las limitaciones que la dependencia le impone.
mantener_autonomia
A la hora de adoptar este rol, se te pueden plantear ciertas dudas sobre cómo actuar y cómo lograr ser un buen cuidador. Lo más importante es respetar a la persona sin vulnerar su dignidad, teniendo en cuenta sus valores, costumbres, creencias y preferencias. Que la persona pase a ser dependiente no significa que tenga que acabar totalmente con la vida que había llevado hasta el momento, sino que debes tener en cuenta sus formas de hacer.

Si quieres ser un buen cuidador tienes que ser flexible sin esperar que todo salga como quieres y aceptando que las cosas pueden ser como esperamos o diferentes. Tener esperanza y adoptar una visión positiva es esencial: buscar los aspectos buenos y valorar la forma de mejorar las situaciones negativas te ayudará a ser un mejor cuidador. Una visión negativa y la victimización no te llevarán a ningún lado y, además, no te ayudarán a cambiar la realidad.

Al ser cuidador debes tener en cuenta que tu rol no será siempre el mismo, porque la dependencia de la persona de la que cuidas es compleja y progresiva. De manera que tienes que afrontar la incertidumbre sobre la situación de los cuidados a largo plazo, sin saber qué pasará en un futuro.

No obstante, debes tener en cuenta que el rol del cuidador es algo continuado. Incluso en los casos en los que se hace necesaria la institucionalización de la persona mayor, puede ser que cambie el rol del cuidador, pero este paso no supone el final de la dedicación al cuidado.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores