preparar preguntas entrevista cuidador

Cómo entrevistar a un cuidador de personas mayores

Cuando un pariente se convierte en una persona dependiente, se revoluciona el entorno familiar. Ante una situación nueva, la familia tiene varias alternativas: internar a la persona enferma en una residencia geriátrica, designar a un pariente como encargado o bien contratar a un cuidador profesional. Cada opción tiene sus ventajas y desventajas, y cada familia deberá buscar la mejor alternativa tanto para el familiar dependiente como para su entorno.

En el caso de buscar un cuidador profesional, es necesario elaborar un plan de búsqueda, tener claro qué es lo que se pretende, cómo se espera que se encargue de nuestro familiar y qué tipo de persona queremos contratar.

Para ello, es muy importante hacer una buena búsqueda (pidiendo referencias, estudios, experiencia) y preparar las preguntas que le vamos a hacer en la entrevista de evaluación, sin dejar de lado ningún tema de importancia.

Hay que tener en cuenta que la persona que contratemos cuidará a nuestro familiar y del cuidador dependerá, en gran parte, su calidad de vida.

Sin espacio para equivocaciones

El cuidado de una persona es una tarea ardua, cansada, que requiere de paciencia, dedicación y afecto. Pero además se necesitan conocimientos médicos, habilidades para tratar pacientes dependientes, sentido común, y saber actuar ante una situación de emergencia. Por otro lado, es esencial marcar las necesidades de nuestro familiar, su estado físico y mental, y el grado de dependencia. No es lo mismo acompañar por unas horas a una persona mayor que atenderla durante 24 horas.

Para cubrir entonces todas las necesidades y no equivocarte en la elección del cuidador, en principio no deberías perder de vista estas claves:

  • Conocimientos médicos. Es importante que sepa realizar curas, controlar la toma de medicamentos, prevenir caídas y golpes, entre otras cosas.
  • Fuerza física. En muchos casos, el cuidador debe ayudar, mover y levantar a nuestro familiar para asearle, cambiarle los absorbentes o colocarlo en cierta postura.
  • Si bien no es un pariente, el cuidador pasará muchas horas con nuestro familiar y no queremos que lo trate de manera distante.
  • Es esencial para que nos comunique cómo está nuestro familiar, para que cuide su casa, sus objetos, etc.
  • Capacidad de reacción ante las emergencias. Los ancianos pueden sufrir caídas, accidentes domésticos, atragantamientos, entre muchas situaciones. Saber qué hacer es lo que marcará la diferencia.
  • Los pacientes dependientes pueden resultar agotadoras para el cuidador. Saber mantener la calma y controlar este tipo de situación es clave.
  • Buena presencia. Si el cuidador no se cuida a sí mismo, entonces cómo lo va a hacer con nuestro familiar.

¿Qué debo preguntarle en la entrevista?

Una vez que seleccionamos a algunos candidatos, no se puede perder de vista lo que le vamos a preguntar para aclararnos las dudas y tener claro a quién vamos a contratar. A continuación algunas consultas sobre temas básicos:

  • Experiencia
    • ¿Qué experiencia tiene en cuidar personas dependientes (mayores, etc.)? ¿Cuánto tiempo lleva haciéndolo? ¿En dónde ha trabajado?

Es muy importante cotejar las respuestas del candidato con las referencias dadas.

  • Formación
    • ¿Qué tipo de formación tiene? ¿Es cuidador profesional?
    • ¿Tiene conocimientos médicos, de geriatría, de psicología?
    • ¿Sabe practicar primeros auxilios?
    • ¿Qué conocimientos tiene en cuanto a higiene, alimentación, salud, control de medicación, etc.?
  • Rutinas
    • ¿Cómo organizaría el tiempo de la persona a cuidar?
    • ¿Tiene rutinas organizadas?
    • ¿Qué tipo de actividades podría organizar (lúdicas, lecturas, esparcimiento, caminatas)?
  • Ayuda en el hogar
    • ¿Sabe cocinar?
    • ¿Está dispuesta a realizar otras tareas de la casa como lavar, limpiar, ir al supermercado, atender el teléfono, etc.?
  • Tiempo libre – Disponibilidad – Hábitos
    • ¿Con qué disponibilidad de tiempo cuenta?
    • ¿Es flexible? ¿Vive lejos? ¿Se va de vacaciones? ¿Dónde vive su familia?
    • ¿Fuma, toma alcohol?
  • Emergencias
    • ¿Cómo reaccionaría ante una emergencia?
    • Se podría plantear una situación de atragantamiento y consultarle cómo la resolvería.

 

Después de las preguntas y de elegir al candidato, deberá ponerse de acuerdo con el tema del contrato y la paga, y evaluar durante los primeros meses su actuación y el estado de su familiar.