Introducción a la dependencia

¿Qué es la dependencia?

Introducción a la dependencia en personas mayoresLa dependencia se define como “la necesidad de ayuda o asistencia importante para poder realizar las actividades de la vida cotidiana”.

La persona dependiente, como consecuencia de la pérdida de autonomía física, psíquica o intelectual, sensorial o mixta, necesita asistencia y/o ayuda para poder llevar a cabo las actividades de la vida diaria y el cuidado personal.

La dependencia no es sólo sinónimo de vejez, puesto que puede aparecer a cualquier edad, aunque las personas mayores suelen ser las más afectadas.

¿Cuántos tipos de dependencia existen?

Destacaremos 4 tipos principales de dependencia:

  1. La Dependencia física:
    Cuando la persona pierde el control de sus funciones corporales y de su interacción con los elementos físicos del entorno. Algunos ejemplos son la esclerosis múltiple, o las consecuencias producidas por un traumatismo cerebral.
  2. La Dependencia psíquica o mental:
    Cuando la persona pierde la capacidad de resolver sus problemas y de tomar decisiones. Por ejemplo: retraso mental, enfermedad de Alzheimer, etc.
  3. La Dependencia sensorial:
    Es un tipo de dependencia debida a alteraciones en alguno de los sentidos: la vista y el oído, fundamentalmente. Esta alteración repercute en la capacidad de la persona para desarrollarse en su vida cotidiana (desplazamientos, leer, realizar las tareas domésticas, conducir, trabajar, etc.).
  4. La Dependencia mixta:
    Generalmente se inicia a partir de una enfermedad que provoca problemas de diversa índole, como dependencia física por afectación de la movilidad asociada a problemas sensoriales, problemas de habla, dificultades para tragar y de comunicación. Dos ejemplos serían la parálisis cerebral o la enfermedad de Parkinson.

¿Existen diversos grados de dependencia?

Tipos principales de dependencia y gradosBásicamente se describen tres grados de dependencia:

  • Grado I: Dependencia moderada, considerada cuando la persona dependiente necesita ayuda para realizar gran parte de las actividades de la vida diaria, como mínimo una vez al día o tiene necesidad de ayuda intermitente o limitada por su autonomía personal.
  • Grado II: Dependencia severa, considerada cuando la persona dependiente necesita ayuda para realizar gran parte de las actividades de la vida diaria dos o tres veces al día, pero que no requiere la presencia permanente de un cuidador, o necesita una ayuda extensa para su autonomía personal.
  • Grado III: Gran dependencia, considerada cuando la persona dependiente necesita ayuda para realizar gran parte de las actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía mental o física, necesita la presencia continuada y necesaria de otra persona.

Quieres ayuda para determinar el grado de dependencia de la persona de tercera edad? Descubre a continuación el cuestionario.

Lola jimenez

Hola , yo cuido a mi madre y no tengo la ley de dependencia , por qué no quiere a nadie en casa .Pero el problema está en que yo también estoy enferma con depresión crónica frío.iomialgia con fatiga crónica y casi cada año tengo un ingreso , y me gustaría pedir una ayuda económica para solucionar mi problema ya que no quiere a nadie en casa , y de esta manera yo si lo puedo hacer .Muchas gracias