Ser independiente dentro de la dependencia

Hoy desde el Rincón del Cuidador® queremos recordarte lo importante que es ayudar a mantener la autonomía de tu persona dependiente. La mejor ayuda que le puedes ofrecer dentro de su dependencia es intentar mantener un buen grado de independencia en la medida de lo posible.

La realidad es que con estas vidas tan ajetreadas que llevamos, a veces, en el día a día, necesitamos economizar ese bien tan preciado, “el tiempo”, porque carecemos de él. Y lo tentador es hacer nosotros mismos las cosas para ir más rápido: asear a nuestro familiar, vestirle, darle de comer, etc. Por eso, queremos recordarte, cuidador/a, lo importante que es que tu familiar haga las cosas por si mismo/a. Intenta en la medida de lo posible dejarle vestirse, lavarse, cuidarse…etc. Es cierto que tú lo harías más rápido, pero es importante dejarle la oportunidad a tu familiar de seguir haciendo cosas por sí mismo, aunque las haga más lentamente. Eso le ayudará a mantener cierto nivel de independencia, lo cual influirá positivamente en su estado de ánimo.

Hace unos días una cuidadora familiar nos preguntaba: “Desde hace un tiempo mi madre necesita ayuda para vestirse, atarse los zapatos y para hacer la lista de la compra. Hace todo muy despacio, y eso me pone muy nerviosa y me da miedo ¿Se estará volviendo dependiente?” ¿Qué creéis que le contestamos? Para saber la respuesta vamos a analizar lo siguiente:

¿Qué es la dependencia? La dependencia, como ya sabréis, es la necesidad de ayuda o asistencia ajena para poder realizar las actividades de la vida diaria.

¿Hay varios tipos de dependencia? Sí, hay varias maneras de ser dependiente:

  • Dependencia física: Si la persona a la que cuidas pierde el control de sus funciones corporales, como ocurriría por ejemplo en una persona que padezca esclerosis múltiple en fase avanzada.
  • Dependencia psíquica o mental: Si lo que se pierde es la capacidad de resolver problemas y tomar decisiones, como les ocurre a las personas con demencia por ejemplo.
  • Dependencia sensorial: Se debe a una alteración en alguno de los sentidos que repercute en la capacidad de realizar de manera autónoma actividades de la vida cotidiana, como es una ceguera por diabetes por ejemplo.
  • Dependencia mixta: Mezcla alguno o todos los tipos de dependencia anteriores.

¿Hay varios grados de dependencia? Sí, la dependencia puede ser desde total a leve, o la persona puede ser independiente. Para saber qué tipo de dependencia tiene una persona se puede utilizar la escala de Barthel, que determina la necesidad de ayuda para realizar actividades de la vida cotidiana. ¿Aún no la conoces? Te invitamos a que analices al grado de dependencia que tiene tu familiar haciendo el siguiente test, sólo te llevará unos minutos.

Y por cierto, ¿qué opinas ahora? ¿Crees que la madre de nuestra cuidadora es dependiente? ¿Qué se te ocurre para ayudarla a mantener su autonomía a la hora de vestirse, atarse los zapatos o hacer la lista de la compra? ¿Qué harías tú si fueras la familiar para minimizar el miedo o no ponerte nervioso/a? ¿Qué haces de hecho, para no ceder a la tentación de hacer tu mismo/a las cosas y ganar tiempo?

Cuéntanoslo, desde el Rincón del Cuidador® te escuchamos. Tu testimonio es muy importante para nosotros dado que puede ser de gran utilidad para toda la comunidad de cuidadores. Te invitamos a que nos cuentes los gestos que fomentas para mantener la autonomía de la persona a la que cuidas.

Deja un comentario

Comparte tu experiencia con nuestra comunidad de cuidadores

flor

Bueno yo tengo una madre de 83 años,
Que a lo mejor me equivoco, pero la sigo tratando como mi madre que es,
Seguramente sus facultades han menguado, por ejemplo pone la comida y se le puede quemar, rara vez pero pasa, a veces no puede salir de casa porque nunca fue ordenada y no encuentra las llaves, sobre todo se vuelve loca buscando recibos o un papel, ….en fin su día a día, se desespera con ella misma.
Yo, desde mi mas profundo amor por ella, dejo que su vida siga transcurriendo, sí la veo alterada cuando voy a casa, se tranquiliza muy pronto.
Cuando te ve, comparte sus inquietudes y sus cosas del momento.
Dicho esto, es una persona de avanzada edad, con sus achaques propios de la edad, mala cabeza….ha pasado por un cáncer de mama, de piel en la nariz (injerto-reconstrucción), de colón con una ileostomía durante un año….. y os digo es admirable su fuerza.

Todo lo que queráis, pero hay que escuchar a las personas, aunque sumen años, mientras ellos comunique hay que escucharlos y sobre todo respetar a las personas que porque mengüen sus facultades no quiere decir que no puedan llevarlas a cabo, hay que respetar sus tiempos “el que ellos necesiten”, su espacio y ayudarles si es necesario.
Es bueno que hagan su día a día, mi madre no quiere ser dependiente, ni se quiere habituar a que tú le hagas las cosas, ella hace hasta donde puede cada dia.

Creo que es admirable la fuerza que tiene.

No la veo como una persona mayor,
es mayor porque es mi madre y así la veo yo.

Respuesta del Moderador

Buenos Días Flor.
Muchas gracias por compartir con nosotros tu opinión. Nos ha gustado mucho tu testimonio de amor por tu madre. Tienes toda la razón, la escucha es fundamental para saber cómo se siente la persona que cuidamos y saber que necesidades tiene en cada momento. Es muy importante dejar cierta autonomía a la persona en la rutina y gestos del día día, en la medida de lo posible. Tenemos una curiosidad: ¿Que grado de dependencia tiene tu madre? Si nunca lo has medido, lo puedes saber rellenando el cuestionario de dependencia aquí: https://www.elrincondelcuidador.es/cuestionario
¡Ya nos contarás!
Muchas Gracias.