imagen artículo polifarmacia

Síndrome geriátrico: Polifarmacia

Hoy, nos centraremos en explicarte que es el síndrome de la Polifarmacia.

Recordemos que hace unas semanas, publicamos el artículo explicándote qué y cuáles son los síndromes geriátricos. Así como también publicamos el artículo explicando el síndrome geriátrico correspondiente a las caídas.

Polifarmacia o más comúnmente denominada polimedicación

Se entiende por la toma por parte de una persona de más de cinco-seis medicamentos, diariamente y de forma continuada, durante un período igual o superior a seis meses.

Causas

La polifarmacia se da frecuentemente en personas dependientes y de edad avanzada, y constituye un problema de gran repercusión en este colectivo. Un consumo elevado de fármacos favorece:

  • Las reacciones no deseadas entre más de un medicamento.
  • Los efectos secundarios que hacen más probable las reacciones adversas en el paciente dependiente.
  • Los incumplimientos relacionados con las prescripciones médicas.

Habitualmente, confluyen una serie de circunstancias que conducen a que se genere este síndrome, como, por ejemplo:

  • Estar afectado por un elevado número de enfermedades crónicas al mismo tiempo.
  • La tendencia a los tratamientos farmacológicos.
  • La costumbre del autoconsumo.
  • La tendencia a no asistir de manera periódica a revisiones que vigilen su uso.

Además, los cambios de la fisiología que van apareciendo con la edad (disminución del agua corporal, la disminución de la masa y flujo sanguíneo, la progresiva disminución del buen funcionamiento de los riñones, del sistema nervioso y el locomotor) originan alteraciones de los efectos de los medicamentos en el cuerpo de los pacientes dependientes.

Estos síntomas deben tomarse en cuenta, y ser conscientes que se debe acudir al médico para modificar el tratamiento farmacológico que se esté siguiendo con regularidad.

Algunos de los síndromes geriátricos más frecuentes, especialmente los que hacen referencia al deterioro cognitivo y las caídas, tienen como causa la polimedicación.

Consecuencias

De este modo, las consecuencias directas o el efecto negativo de una mala administración o exceso de medicamentos pueden llegar a ser mareos, caídas, deterioro cognitivo, pérdida de memoria que obliga a la dependencia de terceras personas para administrar la medicación, además de temblor y pérdida de habilidades manuales, que entorpecen la manipulación de objetos y envases.

El personal sanitario debe valorar la relación riesgo-beneficio del uso de fármacos en personas dependientes, prescribir el menor número total, la menor dosis efectiva y el menor tiempo posible.

Caer en la rutina de la toma de medicación puede generar más problemas que beneficios.

Como cuidador, debemos tener presente hacer revisiones periódicas con el médico, para que éste pueda valorar la evolución y seleccionar qué tratamiento y en qué cantidad va a necesitar la persona dependiente.


Desde el Rincón del Cuidador, queremos ser tu guía y darte información relevante para ti en cada momento del cuidado del paciente dependiente o con demencia.
 
Te animamos a suscribirte a nuestra Newsletter, dónde recibirás mensualmente en tu correo electrónico las últimas noticias, sorteos e información relevante para cuidadores no profesionales. Accede a la Newsletter del Rincón del Cuidador.
 
Además, si todavía no eres un usuario registrado no olvides registrarte en nuestra web para poder comentar las diferentes publicaciones que puedan ser de tu interés. Registro a Rincón del Cuidador.