Ley de Dependencia: ¿qué necesitas saber?

¿Sabes a qué tienes derecho en función de la Ley de Dependencia? ¿Cómo puedes solicitar sus ayudas? A continuación, te contamos qué prestaciones y servicios otorga y cómo acceder a ellas.

¿Quién puede beneficiarse de esta ley?

Pueden beneficiarse de esta ley las personas que hayan obtenido la declaración de grado de dependencia tras ser evaluadas por el órgano pertinente de su Comunidad Autónoma. Pueden acceder a esta evaluación todas las personas con nacionalidad española, o bien aquellas que hayan residido durante al menos 5 años, de los cuales 2 deben ser inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud.

Ayudas en función del grado de dependencia

El tipo de ayuda que se otorga la determina el órgano evaluador de cada Comunidad Autónoma, en función del grado de dependencia que se le conceda al enfermo: moderada, severa o gran dependencia.

Las personas con grado de dependencia moderada o severa, habitualmente reciben ayudas relacionadas con servicios de ayuda a domicilio, teleasistencia o, según el caso, acceso a centros de día. Los servicios de residencia a tiempo completo y las prestaciones económicas concedidas para el cuidado profesional o del entorno familiar suelen quedar reservadas a personas con gran dependencia.

Tipos de ayuda de la Ley de Dependencia

La Ley de Dependencia ofrece dos tipos principales de ayudas: servicios y prestaciones económicas.

Servicios

La Ley diferencia cuatro tipos de servicios:

  • Servicios de prevención de las situaciones de dependencia y promoción de la autonomía personal. Esto incluye, por ejemplo, los programas de rehabilitación tras una cirugía, la asistencia temprana, etc.
  • Servicios de teleasistencia. Por ejemplo, los pulsadores de emergencia para los ancianos que viven solos.
  • Servicios de ayuda a domicilio, que incluyen atención para las actividades diarias, así como ayudas para la limpieza, higiene, alimentación, etc.
  • Servicios de centro de día y de noche.
  • Servicios de residencia a tiempo completo.

Prestaciones económicas

Las prestaciones económicas que prevé la Ley de Dependencia se establecen en función de la capacidad económica de la persona dependiente, por lo que no se trata de una cantidad concreta.

Se adjudican únicamente si no se accede a un servicio público o concertado de atención y cuidado. Es decir, las prestaciones económicas y de servicio son incompatibles entre sí. Por otro lado, la prestación económica siempre se vincula a un servicio, es decir, se otorga con un fin determinado, normalmente la contratación de un cuidador/a o asistente personal.

Como cuidador/a de un familiar, ¿me puedo beneficiar de una ayuda económica?

No obstante lo explicado más arriba, esta ley, en su artículo 18, también prevé que la prestación económica se pueda otorgar como compensación de los cuidados ofrecidos por el entorno familiar, es decir, se trataría de una ayuda económica al cuidador no profesional.

Asimismo, se ofrece al cuidador familiar la afiliación a la seguridad social y su cotización por este servicio de cuidado. De este modo se pretende que los cuidadores, habitualmente mujeres, que dejan el trabajo para cuidar de un familiar dependiente, no tengan penalización a la hora de percibir la prestación por desempleo o jubilación en un futuro.

¿Cómo solicitar estas ayudas?

La valoración del grado de dependencia y las ayudas que requiere una persona en concreto, depende de los órganos de valoración establecidos por las Comunidades Autónomas. Para acceder a esta valoración, puedes solicitarlo a través de los servicios sociales correspondientes (en las oficinas municipales o los centros de atención primaria) o bien puedes consulta en el IMSERSO.

Para llevar a cabo esta valoración, os solicitarán documentación personal y financiera del enfermo (por ejemplo, la declaración de la Renta) y un informe médico (que puede realizar vuestro Médico de Familia). Posteriormente, un equipo especializado acudirá al domicilio del enfermo para una entrevista personal, observar sus condiciones de vida, así como valorar las ayudas que pueda requerir según un baremo.

Una vez realizado el informe con los datos recabados, se os ofrecerán las opciones de ayudas que os pueden ser otorgadas para que seleccionéis aquella que más os convenga.

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.