Abrazoterapia

Jaime, el terapeuta que abraza a sus pacientes

Pensad en los cuidados que realizamos en el día a día: tal es nuestra preocupación y dedicación porque nuestro ser querido se sienta confortable que nos llevamos horas y horas que si abrigándolos, que si cocinando aquello que les gusta y que es saludable para ellos , compartiendo un agradable paseo… Horas y horas donde no nos falta dedicación en cuerpo y alma pero donde a veces nos olvidamos de los pequeños detalles, sin darnos cuenta de que estos detalles pueden tener un efecto más grato y agradable que muchas de las tareas que emprendemos para satisfacerlos. Es el caso de dar un simple abrazo.

Hoy en el Rincón del Cuidador® nos hemos vuelto a trasladar al madrileño Hospital del Sureste, donde ya conversamos con la enfermera experta en urología Carmen sobre incontinencia urinaria, esta vez para ver y conocer cómo trabaja su terapeuta ocupacional, Jaime Bernal Corral.

RC.- Cuéntanos, ¿qué es exactamente la terapia ocupacional?

JBC.- La Terapia Ocupacional es una profesión médico-sanitaria, que a través de la valoración de las capacidades y problemas físicos, psíquicos, sensoriales y sociales de cada individuo pretende –con un adecuado tratamiento- capacitar al paciente para que pueda alcanzar el mayor grado de independencia posible en su vida, contribuyendo así a la recuperación de su enfermedad y facilitando la adaptación a su discapacidad si así lo necesitase.

RC.- ¿Qué haces tú exactamente en tu consulta del Hospital Universitario del Sureste?

JBC.- Evalúo y ayudo a rehabilitar a cada paciente de modo global y holístico. Mi trabajo suele estar muy orientado a la rehabilitación física, hay muchos pacientes derivados de neurología. Dependiendo de cada caso y del momento de la rehabilitación en el que estén, se puede trabajar individualmente o por grupos.

RC.- ¿Qué ventajas ofrece trabajar en grupo?

JBC.- El clima que se genera es muy bueno, los pacientes comparten experiencias terapéuticas, trabajo, objetivos, etc., y todo esto les permite:

  • Olvidarse de sus dolencias
  • Ver que hay personas que, con enfermedades o dolencias más graves que las suyas, aprenden a relativizar
  • Motivarse unos a otros

Terapia ocupacional y abrazoterapia: la base de la tranquilidad del paciente

RC.- En tu consulta haces abrazoterapia. ¿En qué consiste?

JBC.- La abrazoterapia es una terapia basada en los beneficios que aporta el abrazo, está muy indicada en casos de ansiedad, depresión, soledad… Estas situaciones son muy comunes en pacientes que han sufrido un cambio en su estado de salud y tienen que pasar por rehabilitación.

Un abrazo eficaz, que nos reconforta, ayuda y calma, debe durar más de 6 segundos.

“Abrazar nos ayuda a sentirnos más tranquilos, relajados y serenos”

RC.- ¿Qué beneficios has notado?

JBC.- Bioquímicamente se sabe que los abrazos nos ayudan a segregar:

  • Oxitocina, hormona que nos ayuda a sentirnos bien y que está asociada a sentimientos de paz y amor.
  • Serotonina y dopamina, sustancias que nos ayudan a experimentar bienestar, tranquilidad y serenidad.

Yo personalmente he observado que los pacientes con los que hago abrazoterapia se van con las facciones más relajadas y ellos mismos refieren estar más tranquilos y serenos. Incluso, hay pacientes que tras haber recibido el alta vienen a la consulta sólo a por un abrazo.

Esto para un terapeuta es algo mágico y maravilloso, supone la verdadera esencia de trabajar desde el corazón y disfrutando en cada momento de lo que se hace y eso se trasmite a los que están a tu alrededor.

¿Cuánto hace que no das o recibes un buen abrazo? Quizás hoy sea el día perfecto para empezar a practicar la abrazoterapia. Ya sabes, que el abrazo sea de más de 6 segundos.

Francisco

Hola yo trabajo en un lugar donde cuidamos pacientes con demencia senil. Los compañeros me dicen que los pacientes ya no se dan cuenta de las cosas , pero yo creo que aun con su demencia si perciben su entorno. Por ejemplo al servirles el alimentos yo trato de que el platillo se vea adornado y mas bonito mis compañeros dicen que los pacientes ya no valoran ni se dan cuenta de eso. Yo quiero salir de esa duda saber si estoy mal en mi forma de ver la demencia.