Sentir y vivir la alegría

Cuando hablamos de emociones estamos refiriéndonos a un estado anímico concreto, una reacción subjetiva de nuestra mente ante el ambiente y los sucesos que nos rodean. En la vida cotidiana de un cuidador es normal tener que afrontar y gestionar emociones de todo tipo, por eso mismo desde El Rincón del Cuidador ® siempre hemos contado con las emociones como una de las materias primordiales a tratar.

Los seres humanos podemos sentir 6 categorías básicas de emociones; miedo, sorpresa, rechazo, rabia, tristeza y alegría. Hoy queremos compartir nuestra alegría con vosotros.

¿Qué es la alegría?

Podemos sentir alegría cuando alcanzamos una meta, vivimos una experiencia enriquecedora y estética o conseguimos atenuar un malestar que sentíamos. En general la alegría forma parte de las emociones y sensaciones relacionadas con un estado de bienestar interior; felicidad, satisfacción, júbilo, éxtasis, dicha, etc.

¿Para qué sirve la alegría?

Muchos dicen que la función principal de la alegría es asegurar la existencia de la especie humana, sea como sea, también nos ayuda a ser más creativos, solidarios y proactivos, es decir crea lazos entre los seres humanos.

La alegría también cuenta con otra serie de beneficios, tal y como asegura Johnmarshall Reeve “además de los efectos sobre la memoria, aumenta la flexibilidad cognitiva, promoviendo una mayor ductilidad y amplitud en la organización y delimitación de las categorías mentales y facilitando así la génesis de soluciones creativas e innovadoras a los problemas.”

¿Cómo se expresa la alegría?

El canal principal de expresión de esta emoción suelen ser los gestos faciales producidos con los ojos y labios, lo que resulta en una sonrisa. Según el nivel de alegría esta sonrisa puede llegar a la carcajada, acompañándose de sonidos y diversos cambios posturales.

La alegría también activa nuestro organismo entero, haciendo que podamos manifestar ganas de saltar, correr o incluso bailar. Esto se ve claramente en los más pequeños, que al no estar socializados suelen reaccionar de esta forma frecuentemente.

¿Y tú cómo expresas tu alegría? ¿La sientes a menudo? ¿Qué haces para sentirla cuando la necesitas? Compártelo con todos nosotros, en el Rincón del Cuidador ® queremos construir una comunidad de cuidadores alegres J