El sobrepeso: una dificultad añadida a las tareas del cuidador

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo de sobra conocidos para enfermedades relacionadas con el metabolismo, el sistema cardiovascular y el aparato músculo-esquelético. Pero, además, en las personas dependientes provocan otras complicaciones relacionadas con su cuidado.

A continuación, vamos a desglosar algunos aspectos que debes tener en cuenta si tu familiar o ser querido dependiente padece de sobrepeso y obesidad, y finalmente te ofreceremos algunos consejos para lograr que mantenga o recupere un peso saludable.

Los problemas añadidos del sobrepeso y la obesidad

¿Sabías que el principal factor de riesgo para la diabetes de tipo II es el sobrepeso y la obesidad? Aunque normalmente lo relacionamos con otros problemas (a veces, solo con problemas estéticos), el exceso de peso tiene repercusiones en prácticamente todos los aspectos de la salud. Y, en el caso de las personas dependientes, dificulta su cuidado por diversas razones que veremos a continuación.

En primer lugar, dificulta las movilizaciones, lo que conlleva mayor agotamiento y riesgo de lesiones en el cuidador. En ocasiones, se hace imprescindible el uso de grúas y otros soportes mecánicos para la movilización. Si te encuentras en este caso, te recomendamos que consultes con un especialista por las ayudas de este tipo que mejor se adapten a vuestras necesidades. También puede ser buena idea que hables con un fisioterapeuta que te indique cuáles son las posturas menos lesivas, qué movimientos debes evitar y cómo hacerlo.

Si la persona dependiente conserva cierta movilidad, puede tener un mayor riesgo de caídas, ya que sus extremidades pueden tener dificultades para sostener el peso extra. Para evitarlo, es conveniente tener zonas de apoyo en la vivienda donde pueda sujetarse con las manos, evitar los suelos resbaladizos y el calzado suelto.

Por otro lado, el exceso de peso obliga a poner especial atención en la higiene y el cuidado de la piel. Hay que procurar una buena higiene en las zonas de pliegues, evitar que queden húmedas tras los baños y aplicar ungüentos y pomadas para prevenir las rozaduras y la maceración. Las zonas de pliegues son una zona frecuente de infecciones y aparición de úlceras, así que es aconsejable inspeccionarlas visualmente de forma rutinaria y consultar con el médico o enfermera si aparecen rojeces, manchas o cualquier otro signo sospechoso.

Finalmente, las personas con la movilidad reducida y un exceso de peso tienen mayor riesgo de desarrollar úlceras por presión, especialmente en la zona sacra, que es donde se ejerce mayor presión al estar sentados o tumbados boca arriba. Para evitarlo, se debe cambiar su postura al menos una vez cada 2 horas durante el día. También puedes consultar con tu enfermera acerca del uso de apósitos y otros productos especiales para prevenir las úlceras.

Consejos para que las personas dependientes mantengan un peso saludable

Perder peso es cada vez más difícil con la edad, por eso, lo ideal es alcanzar la vejez con un peso saludable. Sin embargo, nunca es tarde. Eso sí, debes tener en cuenta que las personas ancianas o dependientes no se pueden poner a hacer una dieta restrictiva así como así: consulta antes con vuestro médico, enfermera o nutricionista. Ellos te indicarán cómo reducir las calorías de forma saludable y sin suponer un riesgo extra para la salud.

Si el objetivo, en cambio, es mantener un peso saludable, unos consejos sencillos pueden ayudarnos mucho:

Sigue las recomendaciones de la Pirámide de la Alimentación Saludable de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Esto incluye tomar frutas y verduras en abundancia y cereales integrales. Los productos procesados, la bollería y los dulces deberían quedar fuera de nuestro menú. Puedes consultar más sobre estas recomendaciones aquí.

Ayuda a la persona dependiente a mantener cierta actividad física. Aunque existan problemas de movilidad, siempre se pueden realizar ejercicios adaptados. No es necesario que sean muy intensos: lo importante es la frecuencia y la continuidad. Ya te ofrecimos algunos consejos sobre actividad física en este artículo.

¿Quieres saber más sobre el sobrepeso y la obesidad en personas dependientes? Accede a nuestro siguiente artículo:

¿Te ha resultado útil esta información? ¿Es el sobrepeso o la obesidad un problema en vuestro día a día? ¡Escríbenos un comentario y comparte tu experiencia!

Marcar como artículo favorito

Desmarcar como artículo favorito

Artículos relacionados

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.