Psicología

La mayoría de los cuidadores de personas con demencia, Alzheimer u otros síndromes geriátricos son familiares muy cercanos al paciente. Se trata de enfermedades con un enorme impacto emocional en las familias. Y aunque la persona que se encarga de las tareas de cuidador las realiza con todo su cariño en muchas ocasiones se siente sola e incapacitada para gestionar una situación tan complicada.

Para el cuidador, acceder al máximo de conocimiento del cuidado de una persona con demencia, le facilitará gestionar de la mejor manera su día a día, así como ser capaz de gestionar su estrés y momentos para sí mismos.

TÚ ERES #IMPRESCINDIBLE

Si cuidas de alguien dependiente eres imprescindible y formas parte de una comunidad de personas que merecen todo el apoyo del mundo. Entra, queremos conocerte y que descubras todo lo que podemos hacer juntos.